23 de Julio de 2018

Lo más viral

Un 'duende' le salvó la vida

Un meridano cuenta cómo un sujeto armado que entró a robar su casa, salió de la misma muy espantado.

Un duende similar a este 'salvó' a un señor durante un asalto en su domicilio. (Fotos: Jorge Moreno/SIPSE)
Un duende similar a este 'salvó' a un señor durante un asalto en su domicilio. (Fotos: Jorge Moreno/SIPSE)
Compartir en Facebook Un 'duende' le salvó la vidaCompartir en Twiiter Un 'duende' le salvó la vida

Jorge Moreno/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- Hoy les presentamos un relato que nos platicó el señor Samuel Hidalgo Gutiérrez Cervantes, oriundo de la ciudad de Mérida y que asegura que un duende de los denominados “kremsy” le salvó la vida hace un par de años:

“Mi hija siempre había sido fanática de los duendes, elfos etc. y cuando estudiaba la prepa llegó a tener como cinco de esos a los cuales cada determinado tiempo les daba agua, licor, dulces y no sé qué tantas cosas. Yo, honestamente, pensé que estaba quedando loca, pero ella me decía que eso se debía hacer para que la protejan y que, además, ellos cuidaban la casa de un posible ladrón.

“El caso es que cuando terminó su prepa se fue a estudiar a Valladolid aprovechando que mis hermanos viven allí. Ella estaba de lunes a viernes en ese sitio y los fines de semana, venía a la casa. Al principio nos decía que por qué entrábamos a su cuarto y le movíamos sus cosas, por lo que yo le dije que ni su mamá ni yo nos habíamos metido y no había nadie más con nosotros (es hija única).

“Ella decía que sus duendes los veía en otro sitio, pues los dejaba sobre un anaquel y cuando regresaba la siguiente semana estaban en el piso, pero parados y lejos de donde estaba el anaquel, por lo que no había forma que el viento los hubiera aventado.

“Nos dijo que posiblemente los duendes estaban inquietos porque no la veían toda la semana y porque yo no les daba el agua que ella me decía, pero yo sólo la tiraba a loca, porque si bien es cierto, mis abuelos me criaron y me enseñaron que los aluxes sí existen, en cuanto a los duendes era yo un poco escéptico.

El ladrón

“El caso que un día llegamos a la casa mi esposa y yo; era un martes de enero del año pasado, y vi que la puerta de la casa estaba entreabierta, como era de noche enseguida supuse que era un ladrón, pero yo sin medir el miedo abrí, avance hasta la sala y justo al momento en que razoné y pensé que era mejor que me quedara afuera y llamara a la Policía, salió corriendo del cuarto de mi hija un fulano con una máscara gritando como con miedo, incluso hasta soltó lo que se estaba llevando (una tableta y 2 lap tops).

“Casi empujó a mi esposa y sólo decía ‘¡déjenme, déjenme!’. Por fortuna, mi esposa ya había llamado a la Policía y como había una patrulla cerca, en menos de media hora lo detuvieron toda vez que le dimos las características físicas del ratero.

“Lo sorprendente del caso es que en su declaración, el asaltante dijo que entró a robar pero que al entrar al cuarto de mi hija vio unos ‘aluxes’ o ‘muñecos’ que de pronto se movieron y los vio como si crecieran –quizás el efecto de la sombra- y le dio tanto miedo que mejor tiró todo y se fue.

“El agente que vio el caso me dijo que ese ladrón ya había entrado varias veces a la cárcel, era un asaltante experimentado y que en realidad sí habría visto algo muy feo como para que se escapara así y se portara como un novato.

La pistola

“Mi hija piensa que en realidad esos duendes fueron los que protegieron la casa, en especial uno tipo “kremsy” que es el que se supone que protege la casa de los ladrones. Yo era escéptico, pero quiero pensar que ese duende me salvó la vida porque además el asaltante tenía una pistola y según los judiciales bien me pudo haber disparado cuando entré a mí casa, por lo que a lo mejor ahora yo no lo estaría contando.

“Por ese motivo, desde ese entonces les doy su agua y su ron a los duendes porque sé que son los protectores de mi casa, sobre todo el denominado como tipo “kremsy”. Mi hija lo compró en la Ciudad de México y yo no sabía que los vendía en Mérida hasta que los vi en el Museo Paranormal, y por ello yo le sugiero a quienes los compren que los cuiden porque ellos también les van a cuidar”, finalizó.

Cabe agregar que los duendes tipo “kremsy” tienen justamente esa característica, cuidar la casa de sus dueños, siempre y cuando se activen y se personalicen a través de los tres objetos elementales que llevan. En el Museo los tenemos a la venta ya listos y activados, si usted está interesado en conocerlos o adquirirlos puede llamar o mandar un mensaje al (9991) 851-703.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios