Extranjeros dejan de comprar casas en el Centro de Mérida

Extranjeros no compran propiedades por la incertidumbre que impera hasta hoy por la pandemia de coronavirus

|
Los extranjeros llegan a Yucatán en busca de espacios donde vivir en el Centro. (Novedades Yucatán)
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

MÉRIDA, Yucatán.- El proceso de gentrificación que desde hace algunos años se da en el Centro Histórico de Mérida se desaceleró con la llegada de la pandemia, pues las condiciones de incertidumbre que se tienen hasta hoy no resultan viables para que los extranjeros o foráneos compren las propiedades como sucedía, consideró el presidente del Patronato de Preservación del Centro Histórico, Enrique Ancona Teigell. 

De igual modo, indicó, que otro factor que ha sido afectado es la plusvalía de los edificios pues también se encuentra en un proceso de estancamiento, es decir, su precio no sigue al alza y podría reflejar alguna disminución. 

“Es un proceso que se sigue dando, aunque tal vez ahorita la pandemia haya reducido esa parte de movilidad y de gente que esté pensando cambiarse de lugar y venirse a Mérida, pero definitivamente es algo que se está dando y cada vez será más”, explicó. 

Destacó que los extranjeros llegan a Yucatán en busca de espacios donde vivir en el Centro Histórico a diferencia de los yucatecos quienes buscan en la misma zona espacios para establecer algún comercio como restaurante, hotel, bar o café, entre otros giros. 

Precisó que la reducción de la actividad económica y humana ha ocasionado que muchos comercios cierren sus puertas, lo que pudiera ocasionar que ajustes en los precios de los inmuebles. 

“Yo creo que la pandemia está ayudando a detener el proceso de aceleración que se tenía y que el valor de los predios en el Centro Histórico puede ser que se vayan ajustando o nivelando a la baja, no quiere decir que sí se dé, pero si deja de ser atractivo el centro histórico para comercio y luego cambia para vivienda pues entonces esa transición puede ayudar a que los precios se ajusten”, aseveró. 

Ancona Teigell, resaltó que hoy el que tiene liquidez y capacidad de comprar, lo hace a los mejores precios, aunque el problema es que el país y el estado atraviesan una etapa de incertidumbre económica que no se sabe cuál será la afectación total.

Estimó que en los últimos cinco o 10 años el valor económico de los inmuebles se ha incrementado de manera significativa, aunque no precisó un porcentaje. 

Agregó que si bien es muy notorio que cada vez son más los extranjeros que compran las viviendas también hay algunos yucatecos que las adquieren aunque en menor número.

Cargando siguiente noticia