11 de Noviembre de 2019

México

Niñas, principales víctimas de abuso: Early Institute

La organización denuncia que la falta de documentación de este delito frena su combate.

Las niñas son las principales víctimas de abuso sexual en México, según la organización mexicana Alumbra perteneciente a Early Institute. (Internet)
Las niñas son las principales víctimas de abuso sexual en México, según la organización mexicana Alumbra perteneciente a Early Institute. (Internet)
Compartir en Facebook Niñas, principales víctimas de abuso: Early InstituteCompartir en Twiiter Niñas, principales víctimas de abuso: Early Institute

Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- La falta de sistematización de datos sobre el abuso sexual cometido contra la población infantil en México impide la correcta documentación y que se puedan realizar acciones para combatir este delito.

“Pese a que los datos demuestran que las niñas son las principales víctimas en cuanto al delito de abuso sexual, las autoridades no han logrado sistematizar la información sobre las víctimas ni se ha homologado en el país este delito”, denuncia la organización mexicana Alumbra perteneciente a Early Institute, publica el sitio de noticias Reporte Índigo.

De acuerdo con el Diagnóstico sobre la situación del abuso sexual infantil en un contexto de violencia hacia la infancia en México, al no tener información sistematizada que permita documentar este delito no se pueden mejorar las acciones de prevención.

También te puede interesar: Gurú brasileño abusó de 250 mujeres, incluida su hija

Entre las fallas y ausencias que destaca el diagnóstico se mencionan la falta de la inclusión de modalidad “infantil” en el registro del abuso sexual, así como el género de la víctima y la entidad federativa donde fue agredida. También es necesario incluir los indicadores sobre los presuntos delincuentes presentados y sentenciados.

Mario Arroyo, doctor y miembro del Consejo Consultivo e Investigador de Early Institute, argumenta que “para obtener un aproximado sobre la violencia sexual infantil se recurrió a cuatro fuentes de información: egresos hospitalarios, mortalidad, incidencia delictiva y número de víctimas. El sector de procuración de justicia debe monitorear los abusos sexuales infantiles como delito, y el sector salud vigilarlo desde el ámbito epidemiológico,  ya que los datos de ambas instituciones tendrían que integrarse para entender la problemática en todas sus dimensiones”.

Niñas, las principales víctimas de abuso

En el diagnóstico se menciona que “de 641 mil 417 hospitalizaciones de personas menores de 18 años registrados en 2015, 309 egresos estuvieron relacionados con abuso sexual infantil, de ellos, en 87.7% las víctimas fueron niñas entre cero y cinco años.

“Estas cifras revelan un dato contundente: la posibilidad de que una niña sea hospitalizada a causa de un abuso sexual es siete veces mayor que la de un niño”, agregó Mario Arroyo.

Además, se detalla que “60% del abuso sexual es cometido en el hogar de la víctima, y cuatro de cada 10 víctimas son menores de 15 años”.

Durante 2017 se registraron 36 mil 158 delitos sexuales, de los cuales, 44% son delitos de abuso sexual en donde nueve de cada 10 víctimas fueron mujeres.

El estado de Tlaxcala y Querétaro fueron donde se concentraron la mayor cantidad de egresos hospitalarios relacionados con el abuso sexual infantil.

Las poblaciones con mayor vulnerabilidad a ser víctimas de este delito son menores de edad migrantes, menores de edad trabajadores, aquellos en situación de calle y usuarios de internet.

Early Institute sostiene que “además de la documentación del delito, es preciso impulsar una agenda entre organizaciones civiles y gobierno para seguimiento y evaluación de las fuentes de información que permitan asegurar la existencia de datos monitoreables”.

Con base en el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF por sus siglas en inglés), el abuso sexual infantil se puede abordar con cuatro ejes: promover una sociedad e instituciones seguras que cuiden el desarrollo del infante, brindar acceso a la justicia, lograr la igualdad de género y empoderar a todas las mujeres y niñas y garantizar una educación de calidad inclusiva y equitativa de oportunidades de aprendizaje permanentes.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name