11 de Diciembre de 2017

México

'Aeropirata' de Cancún, sentenciado a centro siquiátrico

MÉXICO, DF.- El pastor Josmar Flores Pereira es responsable del secuestro de un avión de Aeroméxico el 9 de septiembre de 2009.

Josmar Flores fue declarado "enfermo mental". (Foto: Reforma)
Josmar Flores fue declarado "enfermo mental". (Foto: Reforma)
Compartir en Facebook 'Aeropirata' de Cancún, sentenciado a centro siquiátricoCompartir en Twiiter 'Aeropirata' de Cancún, sentenciado a centro siquiátrico

Abel Barajas/ Agencia Reforma
MÉXICO, DF.- Una jueza federal sentenció al pastor Josmar Flores Pereira a un tratamiento médico psiquiátrico de hasta cuatro años en el interior de un centro especial, al ser declarado "enfermo mental".

Flores Pereira es responsable del secuestro de un avión de Aeroméxico el 9 de septiembre de 2009.

Tras concluir un procedimiento para inimputables, la jueza federal Taissia Cruz Parcero resolvió que el predicador cristiano no puede estar en libertad y también debe pagar un monto de 675 mil 790 pesos, para reparar el daño causado con sus actos, informaron fuentes judiciales.

Por tratarse de una persona que fue declarada como "enfermo mental", en este procedimiento no se le podía atribuir a Josmar una responsabilidad penal, pero sí social, por los cargos que en un principio le fincó la PGR: secuestro y ataques a las vías generales de comunicación.

Aunque Flores Pereira solicitó hace dos semanas a la jueza ser sentenciado a un tratamiento médico en libertad, Cruz Parcero decidió que debe cumplirlo en el interior del Centro Federal de Rehabilitación Psicosocial de Ayala, en Morelos.

Josmar fue detenido el mismo día en que, con engaños, hizo creer a la tripulación de un vuelo de Aeroméxico que tenía una bomba y que la detonaría si al aterrizar no llamaban a la prensa, por medio de la cual pretendía avisarle al presidente Felipe Calderón de la inminencia de un terremoto en el DF.

La aeronave volaba de Cancún a la capital del país y al llegar a esta ciudad se descubrió que la bomba era en realidad unos focos con un calcetín y una pieza de ropa interior en una caja.

En dos ocasiones, dentro de un proceso penal ordinario, la juez Cruz condenó al boliviano a 7 años 7 meses y 15 días de prisión, más el pago de una multa de 10 mil 905 pesos y una reparación del daño de 738 mil 222 pesos, por los delitos que le imputó la PGR.

Ambas veces la sentencia fue cancelada por el magistrado Ricardo Paredes Calderón, y en la segunda de ellas declaró a Josmar como enfermo mental e inimputable, con lo que se inicio un juicio especial.

am/dua

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios