23 de Septiembre de 2018

México

Médicos 'esconden' el lado sucio de la justicia

Amnistía Internacional publicó un informe donde revela que los abusos físicos contra los detenidos normalmente son omitidas por médicos legistas.

La tortura policial es un tema que ha interesado de manera constante a los grupos de derechos humanos y al gobierno mexicano. Se calcula que en la PGR se duplicaron en un año, al pasar de mil 165 casos en 2013 a dos mil 403 en 2014 las denuncias de esta práctica en México. (Archivo SIPSE)
La tortura policial es un tema que ha interesado de manera constante a los grupos de derechos humanos y al gobierno mexicano. Se calcula que en la PGR se duplicaron en un año, al pasar de mil 165 casos en 2013 a dos mil 403 en 2014 las denuncias de esta práctica en México. (Archivo SIPSE)
Compartir en Facebook Médicos 'esconden' el lado sucio de la justiciaCompartir en Twiiter Médicos 'esconden' el lado sucio de la justicia

Agencias
MÉXICO, D.F.- Los médicos legistas en México colaboran en la tortura y los abusos físicos contra personas detenidas, de acuerdo con un informe de la organización humanitaria Amnistía Internacional (AI) difundido el martes.

Según el reporte, los especialistas al servicio de las fiscalías "no documentan adecuadamente las señales de tortura, lo que permite que queden en la impunidad estos casos".

En teoría, los protocolos que aplican los médicos y psicólogos de la Procuraduría General de la República (PGR) está basado en normas internacionales como el Protocolo de Estambul de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Sin embargo, en la práctica, "sufre demoras y deficiencias", afirmó la entidad, con sede en Londres.

De forma habitual, los médicos legistas "no llevan a cabo los exámenes de acuerdo con las normas internacionales y hacen caso omiso de señales de tortura y malos tratos", refiere el documento.

En ocasiones, los médicos son parciales y "encubren a sus colegas", afirma el reporte "Impunidad Diaria, la Epidemia de Tortura en México Continúa".

Hay casos documentados de que las víctimas esperan años antes de que se les apliquen los protocolos sobre denuncias de tortura, obstruyendo las investigaciones, afirmó.

Las denuncias de tortura ante la PGR se duplicaron en un año, al pasar de mil 165 casos en 2013 a dos mil 403 en 2014, pero la dependencia sólo aplicó 185 dictámenes durante 2014, 21 menos que en 2013, de acuerdo con Amnistía Internacional. 

(Información de Ansalatina.com)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios