18 de Septiembre de 2018

México

Da un vuelco el caso Heaven

Al parecer el secuestro y crimen de 13 jóvenes no se debió a un pleito local en Tepito, sino a la disputa por tráfico de drogas entre El Chapo y los Beltrán Leyva.

Los cadáveres de los 13 jóvenes plagiados afuera del bar capitalino Heaven el 26 de mayo fueron hallados en un rancho (foto) de Tlalmanalco, Estado de México, tres meses después. Ahora la PGR dice que todo se debió a un problema entre carteles. (Agencias/Foto de archivo)
Los cadáveres de los 13 jóvenes plagiados afuera del bar capitalino Heaven el 26 de mayo fueron hallados en un rancho (foto) de Tlalmanalco, Estado de México, tres meses después. Ahora la PGR dice que todo se debió a un problema entre carteles. (Agencias/Foto de archivo)
Compartir en Facebook Da un vuelco el caso Heaven Compartir en Twiiter Da un vuelco el caso Heaven

Agencias
MÉXICO, D.F.-  El secuestro y posterior asesinato de 13 jóvenes en el bar Heaven forma parte de una disputa entre los cárteles de Sinaloa, que encabeza Joaquín 'El Chapo' Guzmán, y el de los Beltrán Leyva, por el control del tráfico de drogas en la capital del país.

Lo anterior fue revelado por funcionarios de primer nivel de la Procuraduría General de la República (PGR) y contradice a las autoridades del Distrito Federal, que han negado la presencia de cárteles en la capital del país, informa Milenio.

Revelaron que en la indagatoria que se sigue por el multihomicidio surgieron pruebas en este sentido e indicaron que en el Distrito Federal la venta ilícita de drogas está en manos del cártel de los Beltrán Leyva.

Los 13 jóvenes fueron plagiados el pasado 26 de mayo en el bar Heaven de la Zona Rosa. Ese mismo día fueron llevados a un rancho del municipio de Tlalmanalco, Estado de México, donde fueron asesinados.

Los cuerpos fueron arrojados a una fosa clandestina y la PGR los encontró tres meses después (22 de agosto) en el rancho La Mesa.

Víctimas, de Durango

Los funcionarios mencionaron que la mayor parte de las personas que participaron en la matanza son de Durango, entidad donde el cártel de Sinaloa controla el tráfico de droga.

La explicación que dieron entonces las autoridades del DF sobre el multihomicidio es que se trataba de una acción de la organización delictiva Unión de Insurgentes contra la Unión Tepito por el control de la distribución de drogas, pero nunca aceptó que se tratara de una pugna entre cárteles.

Los funcionarios federales confirmaron también que a los sospechosos se les encomendó plagiar y asesinar a los 13 jóvenes, luego de que alguien los acusó del homicidio de Horacio Vite, El Chaparro (distribuidor de droga en el bar Black de la colonia Condesa), cometido el 24 de mayo del presente año, es decir, dos días antes de la matanza.

Sin embargo, aclararon que hasta el momento no existen elementos para suponer que los jóvenes del Heaven hayan ordenado la muerte de Vite.

La PGR, abundaron, tiene identificadas a las personas que "pusieron" a los jóvenes por la muerte de El Chaparro, situación que derivó en su asesinato.

'Mala suerte'

Aclararon que 11 de las 13 víctimas no guardaban relación con la delincuencia, pero tuvieron la "mala suerte" de estar conviviendo con las personas que eran buscadas por los asesinos.

Los delincuentes pretendían llevarse a Jerzy Esli Ortiz Ponce, hijo de Jorge Ortiz Reyes, El Tanque (actualmente preso) y Alejandro Said Sánchez García, hijo de Alejandro Sánchez, El Papis (también encarcelado).

No obstante, el grupo se los llevó a todos y los mató en el rancho de Tlalmanalco.

Precisaron que el hallazgo realizado por la PGR del rancho no fue casual, pues la dependencia tenía indicios de que en esa zona operaban personas ligadas al cártel de Sinaloa, que encabeza Joaquín El Chapo Guzmán.

Antecedentes

El 22 de agosto la PGR localizó restos humanos en un rancho del Estado de México, cuando buscaba una casa de seguridad donde se almacenaban armas.

Un día después el subprocurador de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo de la PGR, Renato Sales Heredia, anunció que la dependencia realizaba un cateo en ese rancho para dar continuidad a una investigación relacionada con posesión de armas, cuando encontraron una fosa clandestina.

Acompañado del procurador de Justicia del DF, Rodolfo Ríos Garza, informó entonces que tras practicar algunos peritajes se comprobó que los cuerpos correspondían a las víctimas del bar Heaven.

Tres días después el procurador capitalino anunció que el asesinato de los jóvenes plagiados derivó de una venganza del grupo conocido como Unión de Insurgentes, en represalia por el asesinato de Horacio Vite, narcomenudista que operaba en el bar Black de la colonia Condesa.

Mencionó que eso desprendió de las declaraciones de Víctor Manuel Aguilera García, detenido cuatro días antes, quien dijo que la mismo fecha del plagio los muchachos fueron asesinados.

El 12 de septiembre la PGR capturó a tres presuntos autores materiales del multihomicidio, quienes se escondía en bares de la Zona Rosa.

En tanto, el 11 de noviembre la Policía Federal detuvo en las inmediaciones de Coyoacán a Jesús Abdiel Vega Lemus, El Grande, implicado de manera directa en el secuestro de los 13 jóvenes; también lo relacionó con el homicidio de Horacio Vite.

Origen del caso

El pasado 26 de mayo 13 jóvenes fueron plagiados en el bar Heaven de la Zona Rosa, acusados de ordenar el asesinato de un narcomenudista de la colonia Condesa.

Ese mismo día fueron llevados a un rancho del municipio de Tlalmanalco, Estado de México, donde fueron asesinados. La PGR halló los cuerpos casi tres meses después.

Autoridades del DF señalaron que el multihomicidio era parte de una pugna entre las bandas Unión de Insurgentes y Unión Tepito, y negó que hubiera cárteles involucrados.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios