21 de Septiembre de 2018

México

El negocio del café en México se reinventa

A pesar de las grandes cadenas, pequeños negocios aprenden a competir en un mercado que vale 683.2 mdd y genera 5 millones de empleos.

Está de moda entre los consumidores probar cafés de especialidad en cuanto a saborizantes, colores, frutas, que abren un sin fin de posibilidades que hace años ni siquiera se podían pensar. (Archivo/Notimex)
Está de moda entre los consumidores probar cafés de especialidad en cuanto a saborizantes, colores, frutas, que abren un sin fin de posibilidades que hace años ni siquiera se podían pensar. (Archivo/Notimex)
Compartir en Facebook El negocio del café en México se reinventaCompartir en Twiiter El negocio del café en México se reinventa

Miriam Ramírez/Milenio
MÉXICO, D.F.- New Moon Café es un negocio familiar de cafetería especializada que nació en 2006 en una colonia popular de la Ciudad de México.

A punto de cumplir una década se ha mantenido frente a la competencia de cadenas como Starbucks y Cielito Querido ofreciendo productos de altura y granos 100 por ciento mexicanos, además de otras variedades atractivas, en un mercado que en 2015 creció 30 por ciento en ventas.

Datos de la consultora Euromonitor Internacional refieren que a través del negocios de cafeterías se vende alrededor del 22 por ciento del café que se consume en el país, cuyo valor de mercado representó en 2014 alrededor de 683.2 millones de dólares.

Arturo Hernández, director general de la Asociación Mexicana de Cafés y Cafeterías de Especialidad (Amcce), detalló que el crecimiento de la industria se debe a la aparición de más cafeterías independientes y a un crecimiento de entre 1.6 y 1.8 por ciento en el consumo de café al cierre de 2015.

“El crecimiento de la industria va a seguir porque el consumo es bajo. Cada vez hay más presencia de cafeterías, tanto trasnacionales como nacionales. México, Perú y Corea son los países donde más van creciendo”, destacó.

Incluyendo a los productores de café, el sector genera arriba de cinco millones de empleos. Su desarrollo es notorio en las principalmente ciudades del país como la Ciudad de México, Guadalajara, Tijuana, así como Monterrey.

Se estima que en el territorio mexicano operan unas 30 mil unidades; las grandes cadenas y franquicias no superan las dos mil.

Consideró que el mercado de café para beber se está transformando con la aparición de las barras de especialidad y el crecimiento de los grandes corporativos, una lucha por vender producto nacional y crear un mercado alternativo incluso para el mismo productor.

“Ser más conscientes de la calidad hacia el consumidor final va a ser una parte importante para la competencia y para crecer en los próximos años”, consideró.

Starbucks dio la pauta

Starbucks México es una cadena de cafeterías operada en México por Grupo Alsea, con más de 12 años en el país. A la fecha cuenta con 507 unidades distribuidas en el territorio nacional, y espera sumar unas 50 más en este 2016.

El pasado 12 de enero la firma dio a conocer su última innovación Starbucks Espresso Choice, la cual permite a los consumidores personalizar el grano de café en su bebida expresso con una nueva oferta de granos de origen provenientes de distintas regiones, en este caso, de Guatemala Antigua.

“Estamos en constante búsqueda por formatos, bebidas y cafés diferentes, y cada uno ha atendido a ciertas necesidades, lo que queremos es atraer nuevos clientes y los que hoy vienen que tengan una mejor experiencia”, dijo Iliana Jiménez, gerente de mercadotecnia.

“Las cafeterías son un negocio muy noble si lo sabes trabajar y el consumidor está buscando probar cafés y pagar por su valor. Antes por pagar 40 pesos por un café te infartabas, con la llegada de Starbucks, ya lo entienden y pagan el producto”, reconoció Ana Rosa Corral, gerente general de Expo Café y Gourmet Guadalajara.

Arturo Hernández, consideró que pese a una participación importante de esta firma en el mercado, existe oportunidad para los emprendedores interesados en este negocio.

“Hay mercado para todos. La presencia de Starbucks reactivó el consumo de café, lógicamente la gente va a ir seleccionando de acuerdo a su madurez o el tipo de café que va a tomar; las características de las cafeterías tradicionales siguen de acuerdo a su costo y por taza registran un alto consumo”, refirió.

Detalló que colonias como Roma, Juárez y Condesa en el DF son zonas de mayor consumo por lo que se han abierto pequeñas barras de café, pero sin tanta adición de jarabes, polvos, etcétera, sino que le apuestan a un consumidor más maduro.

Nuevos competidores

Para 2016 la Amcce espera un crecimiento para el sector similar al año pasado (2015) y aunque compañías como Starbucks siguen apostando por abrir nuevos puntos de venta, además de la entrada a este negocio de compañías como Nestlé, dicho crecimiento dependerá de la situación económica del país.

“Nestlé es un nuevo jugador que apuesta a meter muchos puntos ambulantes para tener una oferta y presencia en el país y estamos hablando que quieren instalar unos 300 carritos en el corto plazo”, informó.

Recordó que con Nescafé la firma llegó a las pequeñas misceláneas y tienditas de la esquina, pero ahora va a abrir un concepto propio.

“Abrieron en el mes de diciembre el primer concepto en sus oficinas corporativas, pero realmente sus planes es tener pequeños camioncitos con motocicleta ambulantes que ataquen a su primer consumidor final, no sabemos qué tipo se café usarán, si van a manejar soluble o de grano, pero será competencia directa con la barra cuyo lugar fijo tiene un costos que cubrir”, refirió.

Hernández refirió que otro de los competidores son las tiendas de conveniencia como Oxxo o 7 Eleven, las cuales han instalado máquinas de café expresso, entre otras variedades, en ciertos puntos de venta como una alternativa diferente para el consumidor.

“Es un mercado bastante caliente y se espera que muchísimas más franquicias extranjeras empiecen a ingresar al país”.

Pega el dólar

Ante la depreciación del peso frente al dólar, si bien el café es un insumo con precios a la baja, algunos productos que se le adicionan como polvos o jarabes, así como algunos equipos y maquinaria para su preparación, sí han tenido un impacto que afectará al precio final.

“Aún no hemos incrementado los precios porque no sabemos hasta dónde va a llegar, sí se tendrá que hacer un ajuste a finales de enero o principios de febrero con base en el incremento que ha tenido en los últimos dos meses”, detalló Hernández.

Estimó que el incremento en el precio en la taza de café para el consumidor final podría ser de entre dos y tres por ciento.

A la par de dirigir la Amcce, que cuenta con 300 miembros, Hernández se encuentra al frente de la cadena de suministro Etrusca, cuyo mercado principal son las pequeñas barras.

“Gran parte de nuestra actividad es la capacitación para alguien que apertura su negocio pequeño y se mantengan”, dijo.

Indicó que uno de sus planes para este año es mejorar la oferta en cuanto a la calidad de enseñanza, abrir más puntos de venta para estar más cerca de los consumidores.

“Buscamos darles todos los servicios, y ofrecer costos competitivos con las grandes cadenas, ya sean nacionales o trasnacionales”, dijo.

Por otra parte, Ana Rosa Corral, refirió que otro de los problemas en este negocio es el precio del café, el cual ha sido muy castigado.

“Muchos productores han abandonado sus fincas, por lo que buscamos acercar la participación de los productores para que directamente vendan a las compañías”, dijo.

Consumo al alza

De acuerdo con Ana Rosa Corral, gerente general de Expo Café y Gourmet Guadalajara, el consumo de café ha tenido un incremento anual. Actualmente el mexicano llega a consumir un kilo 700 gramos respecto a los 500 gramos que consumía hace una década.

“El café siempre se ha tomado, pero se consumía el café soluble y hoy tenemos referencia de que estamos cerca de los dos kilos. Los hábitos han ido cambiando, además de que las cafeterías han ido aumentando y se ha convertido en una buena opción de negocio que se va a esparciendo”, detalló.

Destacó que países como Finlandia se consumen entre 13 y 14 kilos por habitante por año, a pesar de que no son productores.

Consideró que el café se ha vuelto parte de un ritual matutino para mucho mexicanos, pero también una taza de café es sinónimo de compartir con un amigo, un familiar e incluso para cerrar algún negocio.

“Es como un commodity que se vuelve parte de tu vida y obviamente quienes lo producen y lo preparan son los que se ven beneficiados”, expresó.

Sin embargo, refirió que tomar café es un acto cotidiano del cual el consumidor se ha vuelto cada vez más consciente en cuanto al sabor y la calidad, y no solo a la temperatura.

“Antes la gente tomaba café y le daba lo mismo, lo más que podían decir, es que estaba cargado o que estaba aguadito, algo muy básico, ahora como pasa con los vinos, se está creando una cultura de café sobre los sabores e incluso en identificar las regiones de donde proviene”, detalló.

Corral, una de las organizadoras de Expo Café y Gourmet Show, que se llevará a cabo febrero próximo en Guadajalajra, consideró que la décimo novena edición de este evento es parte y muestra del crecimiento de la industria.

“Cada mes se abren cinco o seis cafeterías en la Ciudad de México, muchas de ellas no necesariamente son exitosas por falta de una planeación, pero tampoco abren y cierran”, consideró.

Añadió que esta tendencia del consumidor por probar cafés de especialidad, de alguna manera por la cercanía con Estados Unidos o Canadá en cuanto a saborizantes, colores, frutas, abren un sin fin de posibilidades que hace años ni siquiera se podían pensar.

Expo Café y Gourmet Show estima una participación de 120 a 140 expositores, 60 por ciento participan en el DF, con una asistencia de cerca de 11 mil personas este año.  

Entra a la pelea

A través de su marca Nescafé, la firma de origen suizo inauguró esta semana su primera cafetería piloto en México y América, y la tercera en el mundo, después de países como Japón y Corea, con una inversión de alrededor de cuatro millones de pesos.

Este proyecto se suma a otras tres estrategias de negocio que buscan acercar y promover el consumo de café que para 2016, se proyecta en 220 tazas per cápita.

Entre las estrategias se cuentan la cafetería, los food trucks, los carritos bicicleteros y los coffee corners en las escuelas, que representan nuevos puntos de contacto con los consumidores con una marca con una penetración en nueve de cada 10 mexicanos.

El vicepresidente de cafés y bebidas de la compañía suiza Nestlé en México, Philipp Navratil, detalló en entrevista que los primeros 10 o 15 coffee corners serán instalados en el Colegio Nacional de Educación Profesional (Conalep).

Los food trucks o camioncitos de bebidas y alimentos es también un negocio piloto, a los que saben hace falta regular, pero que pueden operar en eventos privados o escuelas.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios