18 de Julio de 2018

México

Ni siquiera pudo cobrar el rescate

Las autoridades detuvieron a Manaí 'N', quien se disponía a recoger el dinero que exigía por la libertad de los plagiados; sus cómplices huyeron.

Las autoridades encontraron diversas evidencias en la casa de seguridad, entre ellas identificaciones y tickets de compra. (Cortesía)
Las autoridades encontraron diversas evidencias en la casa de seguridad, entre ellas identificaciones y tickets de compra. (Cortesía)
Compartir en Facebook Ni siquiera pudo cobrar el rescateCompartir en Twiiter Ni siquiera pudo cobrar el rescate

SIPSE.com
CIUDAD DEL CARMEN, Camp.- Cuerpos policiacos liberaron ayer miércoles a dos personas secuestradas y detuvieron a uno de los plagiarios, en un operativo encabezado por el procurador de Justicia del estado, Arturo José Ambrosio Herrera, y el secretario de Seguridad Pública y Protección a la Comunidad, Jackson Villacís Rosado.

En conferencia de prensa, el procurador dio a conocer el rescate de J.E.L.L y la mujer L.L.H, quienes desde el 27 de junio permanecieron privados de su libertad en una casa de seguridad en la colonia Fátima, en Ciudad del Carmen

El funcionario indicó que el sábado 28 junio acudieron ante el Ministerio Público de guardia la esposa y esposo, respectivamente, de las dos víctimas.

Afirmaron que L.L.H. salió a laborar el pasado día 27 y no regresó, posteriormente vía telefónica a través de su celular (de la víctima) y de otro número desconocido se comunicó con su esposo y llorando le contó que estaba bien pero que no avisara a la policía, ya que su vida corría peligro. En ese instante se escuchó la voz de un hombre quien le ordenó a la víctima: “Sólo di que estas bien”. Y colgaron. 

"No te preocupes, y no vayas con la policía", dijo J.E.L.L. a su esposa tras ser privado de su libertad

El esposo de la víctima envió mensajes al número de su esposa e intentó comunicarse de nuevo a los números de los cuales recibió la llamada, pero no obtuvo respuesta. 

Posteriormente compareció ante el representante legal la esposa de J.E.L.L., quien explicó que el viernes 27 de junio a las 14:00 horas, su esposo fue a su casa donde luego de almorzar se retiró a bordo de su camioneta.

Antes de irse, su esposo le dijo que ese mismo día por la noche la llevaría a consultar al ginecólogo, pero no acudió a la cita. Sin embargo vía telefónica se comunicó con su mujer indicándole que acudiera al doctor, ya que él no podía acompañarla pues había surgido un problema y que luego le explicaba.

La denunciante afirmó que posteriormente, a través de un número telefónico desconocido, su esposo se comunicó diciéndole: “Quiero que estés tranquila, mira voy a arreglar este asunto, no te preocupes, y no vayas con la policía”. En otra llamada, el afectado le pidió a su mujer que no reportara como robada la camioneta, de la marca Chevrolet. 

En otra comunicación más, le dijo que acudiera a la casa de una pareja de amigos y les pidiera 250 mil pesos, cantidad que él debía pagar para que lo dejaran ir.

El lunes 30 de junio la esposa recibió un mensaje de texto donde le informaron que habían encontrado tiradas las credenciales de su esposo y que en una de las identificaciones estaba su número telefónico, lo que motivó que denunciara los hechos.

Inicia la investigación

El procurador subrayó que ante los acontecimientos se iniciaron las investigaciones correspondientes, percatándose que el número telefónico era el mismo con el que se comunicaban las víctimas con sus familiares y que las llamadas se realizaban del mismo lugar.

Identificaron también que la camioneta Chevrolet desde el 28 de junio cruzó por la caseta del puente Zacatal con dirección a Tabasco y el martes primero de julio del año en curso, a través del referido teléfono celular, habían solicitado a la esposa de J.E.L.L la factura del vehículo y la cantidad de 70 mil pesos en efectivo y 20 mil pesos al esposo de L.L.H., petición que hicieron por separado. 

Los cónyuges de las víctimas fueron citados a las 21:00 horas del primero de julio en un restaurante de comida rápida, por lo que el personal de la Unidad Especial, Policía Ministerial, Policía Estatal Preventiva y Seguridad Pública municipal montaron un operativo en la zona.

Cuando los familiares se encontraban en la dirección indicada, vía telefónica les fue comunicado que habían cambiado el lugar y que a las 22:00 horas se trasladaran a la calle 50, sitio al que acudieron obligándolos a caminar por un callejón. Ahí fueron interceptados por un hombre que con ademanes apresurados les pidió el sobre que le tenían que dar, mientras fingía hablar por teléfono.

Tras recibir el sobre, de inmediato el personal policial logró detener y asegurar al sujeto sin que le dieran tiempo a reaccionar. Fue detenido en flagrancia del delito de privación ilegal de la libertad en su modalidad de secuestro.

Era el 'cobratario'

El presunto responsable dijo responder al nombre de Manaí “N”, de 24 años de edad, originario de Villahermosa, Tabasco.

Se le aseguraron dos teléfonos celulares y durante la entrevista manifestó haber participado en estos hechos y que su función era el cobro del dinero, aunque posteriormente señaló que las víctimas se encontraban en una casa de seguridad ubicada en la colonia Fátima, donde resguardaban armas de alto poder.

Las autoridades implementaron un operativo en el predio el cual, ante el peligro que representa para las víctimas, el poder de fuego mencionado y la flagrancia del delito se incursionó en el mismo, asegurándose evidencias de la estadía de las personas (plagiarios) en el predio los cuales momentos antes lograron darse a la fuga.

En el lugar fue asegurada rifle semiautomático y una pistola marca TAN FOGLIO, así como diveras municiones. Además, se encontraron teléfonos celulares, tickets de compra, botellas de agua e identificaciones diversas.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios