17 de Diciembre de 2018

México

Abusador de mujer en autobús, pasará 112 años en prisión

'El Lagarto' y dos sujetos más que también fueron sentenciados deberán pagarán una multa.

La afectada encaró a su agresor y al borde de las lágrimas escuchó la sentencia. (Foto: Pulso).
La afectada encaró a su agresor y al borde de las lágrimas escuchó la sentencia. (Foto: Pulso).
Compartir en Facebook Abusador de mujer en autobús, pasará 112 años en prisiónCompartir en Twiiter Abusador de mujer en autobús, pasará 112 años en prisión

Agencias
CIUDAD DE MÉXICO.- Una condena de 112 años de prisión además de una multa elevada fue la condena que recibió Ramón Martínez García ‘El Lagarto’. Él y dos sujetos más son responsables de delitos de abuso sexual y robos en contra de Rosa Margarita Ortiz, una mujer que viajaba en un autobús de la empresa Enlaces Terrestres Nacionales el 7 de junio del 2016.

También te puede interesar: Médico acusado de matar a un niño pide justicia

De acuerdo con información del portal Milenio Noticias, el juez de control Leonardo Fragoso en audiencia que inició la tarde del jueves y se prolongó hasta la madrugada de este viernes, sentenció al delincuente a 102 años de cárcel por el delito de violación con el agravante de ser cometido con violencia, entre dos o más individuos y en un transporte público; y 9 años 6 meses por el delito de robo, en total casi 112 años de cárcel.

Sin embargo, debido a que el Código Penal del Estado de México establece un máximo de 70 años de prisión, ese será el tiempo que Martínez García deberá purgar en la cárcel sin ningún beneficio.

Rosa Margarita recibirá 4 años de terapia psicológica para atender los efectos de la violencia física y emocional.

"Todo acto tiene una consecuencia, y sus consecuencia es que nuca vas a salir de la cárcel", dijo Rosa Margarita a Martínez García, casi a punto de llorar luego de escuchar la sentencia de pena máxima impuesta por el magistrado en los Juzgados Orales y de Control.

La víctima no aceptó ser llevada al área privada reservada para testigos protegidos, tuvo el valor de permanecer en la sala del juicio oral y ver de frente a su agresor, quien en la cabina de imputados y durante sus intervenciones no mencionó estar arrepentido de sus actos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios