César Duarte, en otro lío ahora por una obra de Diego Rivera

El albacea del fallecido cantante Juan Gabriel dijo que un cuadro del artista le fue prestado al exgobernador de Chihuahua.

|
El político priista César Duarte fue denunciado por un supuesto desvío de 96.6 millones de pesos del erario de Chihuahua. (Agencia Reforma)
El político priista César Duarte fue denunciado por un supuesto desvío de 96.6 millones de pesos del erario de Chihuahua. (Agencia Reforma)

Francisco Morales V.

Ciudad de México.- Un cuadro de Diego Rivera que el cantante Juan Gabriel prestó a César Duarte, el recién detenido exgobernador de Chihuahua, buscará ser recobrado a través una denuncia penal ante la Fiscalía General de la República (FGR).

De acuerdo con el albacea del "Divo de Juárez", Guillermo Pous, el último paradero conocido de la obra, el famoso retrato que Rivera hiciera de la actriz María Félix en 1949, es la casa de un colaborador cercano de Duarte -cuyo nombre omite para no entorpecer el proceso legal-, quien se ha negado a devolverla.

A tres días de la captura del político priista en la ciudad de Miami por un supuesto desvío de 96.6 millones de pesos del erario de Chihuahua, el abogado encuentra el momento propicio para recobrar la obra, pues antes no tenía manera de contactar al ex Mandatario.

"Presentaríamos una denuncia de hechos, en contra de quien resulte responsable por el robo o la desaparición del cuadro de Diego Rivera en donde se retrata a María Félix y que le pertenece a Don Alberto Aguilera (Juan Gabriel)", explicó Pous.

El cuadro, de incalculable valor cultural por reunir en una misma historia al muralista, la actriz y al cantante, habría sido puesto a resguardo de Duarte en el 2016, meses antes del fallecimiento de Juan Gabriel.

"Todo esto lo hizo discrecionalmente por la estrecha relación que tenía Don Alberto (con Duarte)", abunda el albacea.

Según el equipo legal de Juan Gabriel, el cuadro fue un obsequio de María Félix para el intérprete, quien lo llevó consigo en las distintas casas en las que residió, como la de Ciudad Juárez, Malibú, Las Vegas y San Miguel de Allende.

Reunión en Cancún

De acuerdo con lo recabado por Pous y su equipo, a su representado le preocupaba la integridad del cuadro en la casa de Guanajuato, que permanecía deshabitada por temporadas largas, y decidió pedirle a Duarte, su amigo cercano, que la resguardara en lo que le encontraba otro sitio.

Tras el fallecimiento de Juan Gabriel, su albacea se puso en contacto con Duarte y tuvieron una reunión en Cancún para pedirle la devolución de la pieza.

"En esa reunión, Duarte reconoció expresa y abiertamente que él tenía el cuadro y le pedimos que lo devolviera", explica Pous.

Poco después, la comunicación entre ambos se vio cercenada con la salida de Duarte del cargo y del País, por lo que la obra no pudo ser entregada.

Las pesquisas del equipo legal del Divo dieron entonces con el colaborador cercano de Duarte, quien aseguró que la obra se encontraba ahora en su casa, pero mostrándose renuente a su devolución.

"Nos empezó a poner una serie de condiciones absurdas para que sucediera, entonces no accedimos y se interrumpió esta comunicación y detuvimos temporalmente el asunto", explica el abogado, quien prefiere no enlistar estas condiciones para no entorpecer la investigación.

Ahora que Duarte ha sido localizado y se encuentra en un juicio de extradición, Pous y su equipo han decidido realizar una demanda de hechos una vez que el ex Gobernador se encuentre en México y pueda ser notificado.

"Vamos a retomar, con todas las pruebas que tenemos, con todas las comunicaciones que existen, con todas las constancias que hay de reconocimiento, a iniciar una denuncia de hechos de quien resulte responsable"

La pintura de Rivera, explica el abogado, cuenta con un avalúo informal que establece que su precio oscila entre los 5 y 7 millones de dólares.

Depositario es localizable

Para Pous, resulta difícil pensar que el cuadro haya podido salir del País, además de su gran volumen, porque el conjunto de la obra de Diego Rivera ha sido declarado monumento artístico de la Nación.

Asimismo, Pous asegura que el último depositario, el colaborador de Duarte, se encuentra perfectamente localizable.

"Es una persona muy cercana a él, con quien es sabido que tenía negocios, y fue él quien aceptó que a partir de que el ex Gobernador salió del País se quedó con la custodia del cuadro", detalló.

De acuerdo con el abogado, quien representa al heredero universal de Juan Gabriel, su hijo Iván Aguilera, se planea que el destino último del cuadro sea un museo del cantante que está proyectado para funcionar en su casa de Ciudad Juárez, en la Avenida 16 de septiembre.

"Queremos regresarlo a la masa hereditaria, que forme parte de todos los artículos de Don Alberto y, además, que pueda ser exhibido en el museo que se pretende abrir de Juan Gabriel"

En caso de que la obra se devuelva, abundó Pous, se desistiría de continuar con el asunto por la vía penal.

noticias relacionadas