23 de Septiembre de 2018

México

El Buen Fin es el mal comienzo de Navidad

Antes de 2011, primera año de esta promoción, la gente compraba en en el último mes del año, aún sin descuentos; hoy, las ventas bajan en la temporada navideña

En el primer año de El Buen Fin, en 2011, el mayor volumen de ventas se dio en electrónicos, ropa y calzado; en total, las ventas superaron los 100 mil mdp. Este 2014, los comerciantes van por el doble: 200 mil mdp. Imagen de contexto. (NTX/Archivo)
En el primer año de El Buen Fin, en 2011, el mayor volumen de ventas se dio en electrónicos, ropa y calzado; en total, las ventas superaron los 100 mil mdp. Este 2014, los comerciantes van por el doble: 200 mil mdp. Imagen de contexto. (NTX/Archivo)
Compartir en Facebook El Buen Fin es el mal comienzo de NavidadCompartir en Twiiter El Buen Fin es el mal comienzo de Navidad

Agencias
MÉXICO, DF.- El Buen Fin se lanzó en 2011 con el objetivo de impulsar el consumo y reactivar el mercado interno y, entonces, se vendieron 106 mil millones de pesos (mdp), principalmente de electrónicos, ropa y calzado. 

Ahora, a tres años de la primera edición, detallistas y fabricantes cuestionan la conveniencia de emular el black friday (viernes negro) estadounidense.

En Estados Unidos, el ‘viernes negro’ es una venta que se realiza al día siguiente de Acción de Gracias para liquidar los saldos de la temporada otoñal y dar paso a las ventas decembrinas.

“En México, sin embargo, no sigue la misma lógica porque no tenemos un cambio de temporada como tal. Por ejemplo, la ropa de otoño se mantiene vigente en el invierno”, dijo Paul Smith, CEO de Grupo Martí.

La edición 2014 de El Buen Fin se realizará del 14 al 17 de noviembre próximos

Tradicionalmente las ventas de fin de temporada ocurren en dos periodos, julio-agosto y enero-febrero. Departamentales y autoservicios hacen un corte y rematan la mercancía que no se desplazó en los seis meses previos.

Antes del Buen Fin, la gente compraba en diciembre, aún sin rebajas, debido a que había mayor flujo de efectivo. El último mes del año representaba 30 por ciento de las ventas anuales para algunas empresas o el equivalente a dos meses de ventas para otras.

El Buen Fin ‘dividió’ estas ventas, de tal suerte que el pico de ventas que se da en noviembre es el mismo que decrece en diciembre, coincidieron el CEO de Martí y Antonio Saracho, CEO de Coppel.

Algunas empresas justifican este periodo de descuentos previo a las ventas decembrinas, como ‘presencia de marca’ en piso de venta y otras como ‘desplazamiento de producto’, beneficios que no necesariamente se traducen en mayores utilidades.

Por ejemplo, la industria del vestido va a ofrecer rebajas de entre 10 y 40 por ciento, dependiendo de las negociaciones que se hagan con las departamentales y los autoservicios.

“A los fabricantes nos solicitan un producto con un precio menor al fijo, nos conviene porque generamos más desplazamiento del producto”, aseguró Sergio López de la Cerda, presidente de la Cámara Nacional de la Industria del Vestido (Canaive).

Este año el Buen Fin se llevará a cabo del 14 al 17 de noviembre próximos, y se esperan generar ventas por 200 mil mdp. El año pasado los pequeños comerciantes, las cadenas de autoservicios y departamentales obtuvieron ventas por 173 mil mdp.

(Información de manufactura.mx)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios