13 de Noviembre de 2018

Con espejos hicieron descender un helicóptero de la Marina

Habitantes de El Iris se encontraban incomunicados desde el pasado 14 de septiembre a más de cinco mil pies de altura.

Los pobladores improvisaron un  área para el descenso de la aeronave. (Notimex/Archivo)
Los pobladores improvisaron un área para el descenso de la aeronave. (Notimex/Archivo)
Compartir en Facebook Con espejos hicieron descender un helicóptero de la MarinaCompartir en Twiiter Con espejos hicieron descender un helicóptero de la Marina

Agencias
ACAPULCO, Guerrero.- Elementos de la Marina visitaron las comunidades de El Molote y El Iris, en el municipio de Atoyac de Álvarez, Guerrero, para llevar ayuda humanitaria a los pobladores de la zona de la montaña de la Costa Chica de Guerrero.

La infantería lo hizo por aire porque estas comunidades se encentran aisladas de su cabecera municipal. Trece marinos visitaron primeramente la comunidad de El Molote para entregar víveres y medicamentos a 261 pobladores de la comunidad.

Cuando dos médicos verificaban el estado de salud de las seis mujeres embarazadas y de los niños que presentaba un cuadro de gripe y tos, se les informó que más arriba de la montaña existía la comunidad de El Iris, donde 26 personas estaban incomunicadas y aisladas desde el 14 de septiembre a consecuencia de la tormenta tropical Manuel y el huracán Ingrid.

Los infantes de Marina decidieron guardar un poco de medicamentos y despensas para subirlos cinco mil 200 pies sobre el nivel del mar a esta comunidad de El Iris.

Ya en el aire y sobre la montaña, los tripulantes del helicóptero divisaron una señala de auxilio realizada con espejos y el reflejo del sol. Sobre la montaña se veían parpadear como si fueran luces de un reflector potente.

La aeronave dio tres vueltas alrededor y aterrizó sobre una zona que los pobladores habían limpiado e improvisado para que la aeronave descendiera, de acuerdo con Milenio.

'Estábamos aquí pidieron ayuda a un helicóptero y logramos que bajara con el espejo. Hacemos dos días caminando al poblado más cercano y también ahí no hay comida para nosotros', dijo Justino Gutiérrez habitante de El Iris, Atoyac.

Alrededor de 45 minutos después de entregar alimentos y medicinas y leche para los niños, el helicóptero tomó vuelo y se dirigió de regreso a la VIII región naval de Acapulco.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios