15 de Octubre de 2018

México

Confía catedrática en que madres mexicanas acaben con delincuencia

La propuesta de Sara Sefchovich, investigadora de la UNAM, es vista por sus detractoras como preocupante,

Sara Sefchovich: si la gran violencia es producto de las pequeñas violencias en casas, escuelas y calles las mujeres que encabezan las familias podrían ayudar a lograr el milagro de regresar la tranquilidad a este atribulado país. (Foto de contexto: Notimex)
Sara Sefchovich: si la gran violencia es producto de las pequeñas violencias en casas, escuelas y calles las mujeres que encabezan las familias podrían ayudar a lograr el milagro de regresar la tranquilidad a este atribulado país. (Foto de contexto: Notimex)
Compartir en Facebook Confía catedrática en que madres mexicanas acaben con delincuenciaCompartir en Twiiter Confía catedrática en que madres mexicanas acaben con delincuencia

Agencias
MÉXICO, D.F.-  El oscuro túnel de la violencia por el que transita México desde hace 8 años parece interminable pero una escritora mexicana planteó una propuesta desafiante para ponerle fin: dejar en las madres de familia la tarea de cambiar la mentalidad de sus hijos delincuentes.

El libro, que va a contrapelo de todas las propuestas de los expertos en la materia, como es natural, sacó ámpula y en especial desató la ira en los siempre ruidosos ambientes del feminismo.

"Las madres mexicanas tienen la obligación de amar, criar, educar, alimentar, vestir, proteger, procurar y formar a sus hijas e hijos, y como si esto fuera insuficiente" ahora también se les pide que "también se hagan responsables de detener la violencia que generan sus descendientes", señalaron defensoras de las mujeres.

El argumento de Sara Sefchovich, una conocida investigadora sobre temas de la mujer, está revestido de una lógica abrumadora: si la gran violencia es producto de las pequeñas violencias en casas, escuelas y calles las mujeres que encabezan las familias podrían ayudar a lograr el milagro de regresar la tranquilidad a este atribulado país.

Cálculos del gobierno señalan que desde diciembre de 2006, cuando el entonces presidente Felipe Calderón inició su "guerra contra las drogas" con apoyo de las Fuerzas Armadas, han muerto más de 100,000 personas, 22,000 están desaparecidas y 250,000 se encuentran desplazadas.

Sefchovich lanzó su temeraria iniciativa en un libro que lleva el improbable título de "Atrévete. Propuesta hereje contra la violencia en México" (2014).

El texto simplemente propone dejar en manos de las madres, verdadero objeto de veneración en este país, revestido de cierta doble moral, la tarea de influir en aquellos de sus hijos que hayan seguido el torcido camino del crimen.

De 'abajo' para 'arriba'

Investigadora de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), historiadora, novelista, catedrática y traductora, explica que éste es un libro "diferente porque piensa las cosas desde una lógica distinta y propone una solución desde otro lugar: de abajo para arriba, desde la familia, que es la base de la sociedad".

La autora apela duramente a las mujeres con hijos delincuentes, a aquellas que "les dan la bendición antes de que vayan a cometer sus fechorías, a las que reciben los regalos que fueron obtenidos por el robo, a las que alientan el crimen, a las que no denuncian a sus descendientes". 

El libro, que se presentó en diciembre pasado en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, fue calificado por la emblemática adalid del feminismo mexicano, Marta Lamas, como "preocupante porque "privilegia la identidad de las mujeres como madres", cuando "es necesario repensar el papel de la maternidad, en un país donde las mujeres son violentadas".

Otra feminista, Lucía Melgar, consideró "peligroso" retomar la tradición mexicana de "una idealización de las madres a las que se adora y a las que al mismo tiempo se maltrata" porque eso implica "dejar de lado las relaciones de poder e ignorar el papel de la figura paterna en las responsabilidades familiares".

Las defensoras 

Pero la escritora, Elena Poniatowska comparó a Sefchovich con "la Madre Coraje de Bertolt Brecht" y elogió su "afán justiciero y protector" ya presente en su libro "País de mentiras" (2008) y en sus tres novelas y otros 12 estudios sociológicos. Según Poniatowska, esta propuesta iconoclasta "nos desafía" y "es un grito que se dirige ante todo a la conciencia femenina".

La periodista Adriana Malvido también la defendió y dijo que "la maternidad es la relación afectiva más potente que existe en la cultura mexicana" y, por lo tanto, el arma más capaz de incidir en la conciencia de los hijos desde la "autoridad emocional" que representa para ellos. Consuelo Mejía, directora de la ONG "Católicas por el derecho a decidir", califica al libro como "profético".

Para Poniatowska, "es imposible seguir esperando que Papá-Estado resuelva el problema de la violencia". "Quedarse con los brazos cruzados y creer que el gobierno, el ejército o la policía, de arriba hacia abajo son capaces de salvar a nuestro país es imposible", afirma. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios