17 de Diciembre de 2017

Confirman 50 perredistas protesta en toma de Peña Nieto

Se sumarán al casi 50% de los diputados federales del PRD la mayoría de los 16 legisladores de Movimiento Ciudadano y de los 15 del PT.

Ricardo Monreal es uno de los más radicales defensores de las acciones de protesta. (Archivo Notimex)
Ricardo Monreal es uno de los más radicales defensores de las acciones de protesta. (Archivo Notimex)
Compartir en Facebook Confirman 50 perredistas protesta en toma de Peña NietoCompartir en Twiiter Confirman 50 perredistas protesta en toma de Peña Nieto

Agencias
MÉXICO, D.F.- Agrupados principalmente en las corrientes Izquierda Democrática Nacional (IDN) y Alternativa Democrática Nacional (ADN), al menos 50 de los 104 diputados federales del PRD mantienen la posición de protestar en la ceremonia del relevo presidencial el próximo 1 de diciembre.

A ellos se suma la mayoría de los 16 legisladores de Movimiento Ciudadano y de los 15 del PT, aunque la definición y los alcances de su plan de acción se resolverán hasta la víspera de la sesión solemne del sábado, informa Milenio

Entre los más radicales defensores de las acciones de protesta destacan Aleida Alavez, Socorro Ceseñas, Claudia Bojórquez, José Luis Muñoz Soria y Gisela Mota, del PRD, así como Ricardo Monreal y Ricardo Mejía, de Movimiento Ciudadano, y Manuel Rafael Huerta, del PT.

A diferencia de la bancada perredista en el Senado, los “moderados” en la Cámara de Diputados son minoría:

La corriente Nueva Izquierda (Los Chuchos) cuenta con 38 de los 104 diputados federales del PRD, entre ellos Julio César Moreno, Fernando Belaunzarán y Verónica Juárez, mientras el grupo Foro Nuevo Sol (Los Amalios) tiene apenas dos curules de su bancada: Amalia García y Silvano Aureoles.

Izquierda Democrática Nacional, liderada por René Bejarano, está conformada por 31 legisladores, y Alternativa Democrática Nacional, encabezada por Héctor Bautista, suma 18 espacios más en la fracción parlamentaria del PRD.

Los legisladores de estas dos últimas tribus fueron los protagonistas de la toma de tribuna durante la reciente discusión de la reforma laboral, en un supuesto incumplimiento de los acuerdos pactados al interior de su grupo parlamentario.

En aquella ocasión fueron acompañados por los dos diputados de la corriente Movimiento Izquierda Social, Martí Batres y Gerardo Villanueva, así como por representantes identificados con el grupo Ebrard-Mancera, como Karen Quiroga.

En el escenario de una acción de protesta contra lo que a su juicio representa la imposición de Enrique Peña, no está descartada la adhesión de esas corrientes minoritarias de la fracción legislativa del PRD en la Cámara de Diputados.

La bancada de Movimiento Ciudadano, encabezada por Ricardo Monreal, anticipó su determinación de emprender acciones de inconformidad el 1 de diciembre.

Los inconformes dijeron que no aceptan la imposición de Peña

En un pronunciamiento suscrito por sus 16 integrantes, el grupo parlamentario desconoció la victoria de Peña y se reservó el derecho de actuar en consecuencia.

“No aceptamos la imposición de Enrique Peña, actuaremos en consecuencia, en los términos de las leyes, la Constitución y el derecho internacional, el próximo primero 1 de diciembre”, advirtieron en su declaración pública.

Aunque los 15 diputados del PT no han fijado un posicionamiento al respecto, sus integrantes han sido protagonistas permanentes de las protestas en tribuna, y en las próximas horas definirán también su plan de acción para el sábado.

Por lo que respecta al PRD, la Comisión Política Permanente y sus legisladores sostendrán esta semana un nuevo encuentro para delinear una posición sobre la toma de protesta de Peña.

Los coordinadores perredistas en la Cámara de Diputados, Silvano Aureoles, y en el Senado, Miguel Barbosa, se han pronunciado por mantener un comportamiento institucional y apegado a la legalidad interna del Congreso de la Unión.

No obstante, legisladores como Aleida Alavez advirtieron que no existen “condiciones de gobernabilidad” para el día 1 de diciembre en el Palacio de San Lázaro, mientras Monreal recomendó, incluso, trasladar la sesión solemne a un recinto alterno.

Por lo pronto, la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados comenzó a girar las cortesías protocolarias a los poco más de 500 invitados especiales que el sábado ocuparán las galerías del recinto para observar la protesta constitucional de Peña.

Pese a los amagos de acciones de inconformidad, los diputados del bloque PRI-PVEM prevén la entrada del presidente electo por la puerta principal de la avenida Congreso de la Unión, en contraste con el accidentado ingreso que hace seis años hizo Felipe Calderón para jurar la Constitución e imponerse la banda presidencial en el pecho.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios