25 de Septiembre de 2018

México

Estas son las causas que desencadenaron la contingencia ambiental

La responsable de la Secretaría de Medio Ambiente de la CDMX da una explicación.

La poca circulación del aire es la principal causa de la contaminación del aire en la Ciudad de México. (ChemaTierra)
La poca circulación del aire es la principal causa de la contaminación del aire en la Ciudad de México. (ChemaTierra)
Compartir en Facebook Estas son las causas que desencadenaron la contingencia ambientalCompartir en Twiiter Estas son las causas que desencadenaron la contingencia ambiental

Agencia
Ciudad de México.- Tanya Müller García, titular de la Secretaría del Medio Ambiente de la Ciudad de México, dijo que nos encontramos en una temporada de ozono donde la falta de viento provoca que los contaminantes se mantengan en el Valle de México.

“Cuando tenemos altos vientos o velocidades de vientos que permiten la dispersión del ozono, éste baja drásticamente”, señaló Müller, “en cuanto se invierte esta condición y los vientos disminuyen, inmediatamente sube el ozono y eso es lo que se conoce como estabilidad atmosférica”, informa El Financiero.

También te puede interesar: ¡Histórico! Van 5 días de mala calidad del aire en la CDMX

La secretaria del Medio Ambiente añadió que la falta de planeación de las anteriores administraciones en temas de movilidad también es un factor que afecta a mediano y largo plazo.

“Hoy tendríamos otra ciudad en temas de movilidad, en términos de calidad de vida, en términos de contaminación”, dijo, “el reto está en la periferia, que podamos tener un transporte integrado y nos permita conectar a la ciudad.

“Esas son las decisiones que no se tomaron hace muchos años y que hoy en día estamos viendo las consecuencias de los segundos pisos”, señaló Müller.

La funcionaria insistió en que las concentraciones de ozono han disminuido desde el año 2003, pero que era urgente invertir en mejor transporte público y sistemas como la Ecobici que creció 60 por ciento durante la gestión de Miguel Ángel Mancera.

“El decir que las políticas ambientales de esta administración no están funcionando es una frase muy política que vende muy bien, pero esa no es la realidad de la ciudad”, insistió Müller.

Sobre los árboles derribados y las políticas de reforestación, la funcionaría mencionó que anteriormente la normatividad establecía que en obra pública los árboles se debían compensar uno a uno y en la privada se exigía uno a tres.

“Cambiamos la normatividad para que ahora también las obras públicas tengan que compensar uno a tres o uno a cuatro, lo que le corresponda de igual forma que a las obras privadas”, concluyó.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios