13 de Diciembre de 2017

México

Estas son las cárceles más violentas de México

Un informe de la CNDH indicó que de las 574 riñas que se registraron en las prisiones, en las de Oaxaca y del Occidente hubo más peleas.

Los lugares más comunes para comenzar una pelea son los patios, pasillos, instalaciones deportivas y dormitorios. (ochoregiones.com)
Los lugares más comunes para comenzar una pelea son los patios, pasillos, instalaciones deportivas y dormitorios. (ochoregiones.com)
Compartir en Facebook Estas son las cárceles más violentas de MéxicoCompartir en Twiiter Estas son las cárceles más violentas de México

Rafael López/José Antonio Belmont/Milenio
CIUDAD DE MÉXICO.- De acuerdo con el Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria 2015, elaborado por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), 35 por ciento de las mil 382 riñas registradas en las 389 cárceles del país se presentaron en seis Centros Federales de Readaptación Social (Cefereso).

El informe señala que en los centros de reclusión administrados por el gobierno federal hubo 574 agresiones entre reclusos, de los cuales 492 se cometieron en los Ceferesos del Altiplano (69), Occidente (98), Noreste (74) Noroeste (79), Oriente (74) y Oaxaca (98).

La mayoría de las riñas se generaron por diferencias personales o agresiones entre grupos antagónicos; sin embargo, hay tras situaciones que detonan actos de violencia y que se relacionan con la calidad de la comida, actividades deportivas y casos relacionados al estrés de los prisioneros.

Los lugares más comunes para comenzar una pelea son los patios, pasillos, instalaciones deportivas y dormitorios, ya que 55 de cada 100 casos se generaron en dichas zonas. El resto de las peleas se dieron en diversos lugares que comprenden las áreas educativas, médicas, cocinas, comedores, talleres, visita familiar, así como áreas de comunicación con los juzgados.

Además, la mayoría de las riñas se registran entre las 12 del medio día y las 18:00 horas.

En los Centros de Readaptación Social estatales se presentaron 808 riñas y los estados que reportaron más casos fueron Sonora, Estado de México, Chihuahua, Nuevo León y Michoacán. En estas entidades se concentró 62 por ciento de los enfrentamientos.

Chihuahua

El modelo de Readaptación Social en Chihuahua ha impactado no solo al interior de los 11 penales que hay en la entidad, sino afuera de ellos, pues derivado de la intervención que se dio a estos centros penitenciarios desde 2010, los índices delictivos, principalmente los de alto impacto, se han reducido.

Jorge Bizuet, titular de la Fiscalía Especializada en Ejecución de Penas y Medidas Judiciales del estado, aseguró que antes los internos tenían el control total de las cárceles, desde donde continuaban operando e incluso salían a delinquir.

Durante un recorrido por el Cereso número 3 en Ciudad Juárez, el funcionario recordó que este penal, que estaba bajo control municipal, era considerado el más violento de América Latina, y el “mayor picadero” del estado, pues ahí se enviaba la “mejor” droga, donde era procesada para su venta al exterior.

“En los centros penitenciarios existían carriles de caballo, por ejemplo, había tables dance… el penal de Juárez era el lugar donde se encontraba el mejor producto para el consumo de droga, manifestó el encargado del Sistema Penitenciario en Chihuahua.

Abundó que era tal el control que mantenían los reclusos, que ellos tenían en su poder las llaves de todos los accesos.

“El entonces titular de los centros (Eduardo Guerrero, hoy encargado del Sistema Penitenciario a nivel federal) quiso realizar un recorrido de revisión, trató de ingresar a uno, tuvo que pedir permiso y una vez que intentó entrar lo toparon internos armados que se lo impidieron”, relató.

Agregó: “En su momento hubo una fuga en el Cereso de Camargo, el centro estaba construido con adobe y solamente con agua y una cuchara hicieron un túnel”.

Cierran siete

Bizuet detalló que para abatir el autogobierno en estas cárceles fue que cerraron siete que no reunían los requisitos de seguridad, por lo que pasaron de 18, tanto estatales como municipales, que operaban en 2010, a 11 administradas exclusivamente por el estado.

También realizaron casi dos mil operativos que derivaron en enfrentamientos con los reclusos y en decomisos de armas cortas, largas, hechizas, “puntas” y hasta granadas de sonido y fragmentación.

Destacó que durante estas intervenciones fueron desarticuladas 14 bandas de extorsionadores y 10 de secuestradores, lo que repercute inmediatamente al exterior porque permitió la disminución de la violencia y de las actividades del crimen organizado en Chihuahua.

Según la fiscalía del estado, en 2010 se registraron tres internos fugados, 12 motines y 189 riñas, con un saldo de 216 asesinados, entre reos y custodios; para 2015 y lo que va de este año se han reportado tres riñas e igual número de muertes por estos hechos.

Coahuila, al 'Top Ten'

El gobierno de Coahuila destacó que el estado escaló 22 posiciones en el diagnóstico penitenciario que presentó un día antes la CNDH.

Señaló que al principio de la administración del gobernador Rubén Moreira la entidad ocupaba el lugar 28 en cuanto a la evaluación de sus cárceles y actualmente ocupa el seis.

Destacó incluso que el sistema de evaluación penitenciaria comenzó en Coahuila y luego se replicó a escala nacional.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios