19 de Septiembre de 2018

México

México sigue consumiendo más gasolina de la que produce

Se estima que el déficit del combustible se amplíe al final del periodo 2014-2029 a 514.7 mil barriles diarios.

Con la liberación de las importaciones, a partir de 2017 Pemex ya no será el único en comprar gasolina en el extranjero. (Archivo/Notimex)
Con la liberación de las importaciones, a partir de 2017 Pemex ya no será el único en comprar gasolina en el extranjero. (Archivo/Notimex)
Compartir en Facebook México sigue consumiendo más gasolina de la que produceCompartir en Twiiter México sigue consumiendo más gasolina de la que produce

Patricia Tapia/Milenio
MÉXICO, D.F.- México seguirá con un considerable nivel de importación de gasolina, pues representará 38.3 por ciento en promedio en el periodo de 2014-2029, ya que la demanda nacional es superior a la producción interna.

Se estima que el déficit de gasolina se amplíe al final de ese periodo a 514.7 mil barriles diarios, un aumento de 39 por ciento respecto al de 2014, de acuerdo con prospectivas de la Secretaría de Energía (Sener).

La demanda interna pasará de 778.4 mil barriles diarios de gasolina en 2014 a un millón 147 mil en 2029; las entidades que escalarán el requerimiento de combustible son Distrito Federal, Estado de México, Nuevo León, Veraruz, Jalisco, Baja California y Puebla.

En el diésel se tendrá un faltante de 185.6 mil barriles diarios, por lo que se estima que las compras de este petrolífero en el exterior crezcan 39.7 por ciento.

El aumento en la demanda se explica porque se espera que el parque vehicular que usa gasolina alcance 37.6 millones de unidades en 2029, lo que significa 7.8 millones más que lo registrado al cierre de 2014.

Los vehículos a diésel serán los de mayor crecimiento, pues se calcula que alcancen 2.2 millones de unidades, contra 900 mil de 2014. Es así que para cubrir las necesidades del mercado doméstico las importaciones se mantendrán en ascenso, a pesar de que la producción nacional será mayor.

La producción de gasolinas crecerá 54.6 por ciento entre 2014 y 2029, para llegar a 632.7 mil barriles diarios; y la de diésel será de 486.9 mil barriles diarios, lo que va a permitir cubrir 72.4 por ciento de su demanda.

A partir de 2017, Pemex ya no será el único en traer del extranjero dicho combustible, por lo que la iniciativa privada puede absorber parte de la demanda con sus propias importaciones.

En diciembre pasado, Francisco Salazar, quien se desempeñaba como presidente de la Comisión Reguladora de Energía, no descartó la posibilidad de adelantar la apertura de las importaciones de gasolina.

“Podría ocurrir, es una decisión de política pública, no regulatoria…no hay que perder de vista que son dos pasos: la liberalización de las importaciones y la del mercado”, de hecho la primera puede ayudar a dar paso a la segunda, por eso se planteó con un año de diferencia, pero puede pasar antes.

En las últimas prospectivas de la Sener se reitera que “Pemex tiene distintas problemáticas asociadas a la producción de gasolinas y destilados intermedios, resultado de una infraestructura y tecnología inadecuadas para procesar las nuevas calidades de crudo, que poseen un alto contenido de azufre y metales de crudos mexicanos”.

Aunque Pemex dijo que en 2018 México bajará sus importaciones de gasolina entre 20 y 25 por ciento, producto de la reconfiguración de tres de sus refinerías —Tula, Salamanca y Salina Cruz—, el aumento en la demanda no lo permitirá en gran medida.

La inversión que planteó la petrolera es de 12 mil 300 millones de dólares para la reconfiguración de esas refinerías, las cuales estarán listas para entrar en operación con esa modernización en 2018, lo que va a agregar una producción de petrolíferos de 250 mil barriles diarios.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios