Denuncian activistas olvido en materia de salud de las trabajadoras sexuales

Ante los contagios registrados entre las servidoras sexuales que atiende la Brigada Callejera, se han presentado complicaciones, relató la activista Elvira Madrid.

|
La activista relató que tras recuperarse, realizó un diagnóstico de las trabajadoras sexuales en las calles y se encontró con un aumento de 7 mil 500 en marzo a 15 mil 200 en mayo. [Foto: Agencia Reforma]
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

Ariadna Rotceh Barragán Lobo

MÉXICO.- Desde el inicio de la pandemia, la Brigada Callejera, dedicada a la defensa de los derechos de las trabajadoras sexuales, alertó sobre la situación económica de esta población por la falta de clientes ante las medidas sanitarias y el aumento de riesgo de contagio por el cierre de hoteles, donde muchas laboraban.

Luego que el apoyo prometido por Rosa Icela Rodríguez, entonces secretaria de Gobierno, nunca llegara, la organización ha tenido que atender a más de mil mujeres contagiadas y ha contabilizado 50 muertes por el virus.

"Ella se había comprometido a apoyar con una tarjeta de seguro de desempleo por 2 mil 300 pesos por 6 meses, la cual nunca llegó.

"Las chicas fueron cuatro veces a dejar sus documentos y al final sólo llegó una tarjeta con mil pesos, de las mil 500 que se registraron. Pero sí les llegó a vendedores ambulantes", denunció Elvira Madrid, directora de la Brigada.

Ante los contagios registrados entre las mujeres que atiende la Brigada, se han presentado complicaciones.

"Hicimos un campamento para que las compañeras se quedaran, en Metro Revolución, e hicimos un comedor popular donde atendíamos a alrededor de 200 compañeras y era insuficiente porque no alcanzaban todas y además la policía nos empezó a acosar.

"Varias compañeras se empezaron a enfermar muy mal, con calentura, diarrea con cansancio", señaló la activista.

Batalla por el derecho a la salud de las mujeres  

Después de ver morir por el virus a su compañero Jaime Montejo, promotor de salud y miembro de la Brigada, Elvira enfrentó sola la enfermedad, además que intentaban conseguir medicamentos sin saber cuáles eran los indicados y pelear para que las mujeres fueran atendidas.

"Estamos con un gobierno al que no le importamos nada. Yo estuve en cama mes y medio, ni siquiera fui una estadística para ellos, cuando caímos Jaime y yo por atender a compañeras enfermas de Covid, ya estaban rebasados los hospitales y la plataforma del Insabi, que según nos iba guiando que había lugar en tal hospital. No sólo perdimos tiempo, Jaime perdió la vida", contó Elvira, quien tuvo que acudir a un médico particular.

Tras recuperarse, realizó un diagnóstico de las trabajadoras sexuales en las calles y se encontró con un aumento de 7 mil 500 en marzo a 15 mil 200 en mayo, ya que muchas que se habían retirado regresaron por falta de empleo, lo que aumenta el riesgo de contagio no solo de Covid-19, sino también de otras enfermedades de transmisión sexual.

Cargando siguiente noticia