20 de Septiembre de 2018

México

Pierden años de vida atorados en el tráfico

El difícil transporte y movilidad en la capital del país se debe a lo que los expertos califican como zona metropolitana 3D: distante, dispersa y desconectada.

Sugieren gravar el uso de vehículos en el DF para incentivar el transporte público. (Notimex)
Sugieren gravar el uso de vehículos en el DF para incentivar el transporte público. (Notimex)
Compartir en Facebook Pierden años de vida atorados en el tráficoCompartir en Twiiter Pierden años de vida atorados en el tráfico

Israel Navarro/Milenio
MÉXICO, D.F.- Transportarse en la Ciudad de México quita tiempo, salud y dinero. En promedio los capitalinos pierden cinco años de su vida en el tráfico dentro de un medio de transporte particular o público.

Peor aún, 4 mil personas mueren al año a causa de problemas respiratorios provocados por la contaminación.

Por si fuera poco, el aumento en las distancias ha generado que las familias gasten hasta 25 por ciento de sus ingresos en traslados.

Las cifras de la organización CTS Embarq México, dedicada a estudiar temas de transporte y movilidad a escala mundial,  revelan que esto se debe a la expansión desorganizada de la zona metropolitana, la cual califican como 3D: distante, dispersa y desconectada.

Su directora ejecutiva, Adriana Lobo, consideró que el tema de movilidad implica esfuerzos conjuntos, tanto del gobierno del Distrito Federal como del Estado de México.

“La movilidad es todo un reto. Ahora mismo la gente pierde cosas importantes: tiempo, salud y dinero. Es por eso que se debe ver como un tema metropolitano y darle una solución”, dijo.

De acuerdo con los estudios, solo la Ciudad de México pierde 3.3 millones de horas-hombre al día producto de la congestión vehicular. Esto significa 33 mil millones de pesos al año, equivalente al presupuesto de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Además, refiere que dos de cada tres pobres de México viven en una ciudad. “El modelo 3D promueve desigualdad social y espacial, pues segrega a los sectores de menores ingresos, confinándolos en zonas sin equipamiento y alejadas de sus fuentes de trabajo.

En ese sentido, las distancias dentro de la ciudad se han traducido en que muchas familias gasten 25 por ciento de sus ingresos solo en transportarse.

Opción no favorable

Adicionado a esto, en la Ciudad de México se realizan 32 millones de traslados, de los cuales 18 millones son en transporte público, 4.8 en autos particulares y 8.6 en medios no motorizados.

Esta gran carga de unidades genera que la urbe sea de las más contaminantes del mundo, y que más de 4 mil personas mueran al año por esta causal.

En ese sentido, Lobo aseguró que se debe gravar el uso de vehículos, con el fin de incentivar el trasporte público, aunque como está la situación actualmente, tampoco sería la solución.

Refiere que de los 30 mil micros que movilizan a 60 por ciento de los capitalinos diariamente, solo uno por ciento no contamina.

Mientras que la situación de otros medios, como el Metro o el Metrobús, que son otra alternativa de transporte, tampoco es favorable porque son inaccesibles para varias zonas de la Ciudad de México.

Fernando Páez, director de Sistemas Integrados de Transporte de CTS Embarq, refiere que el gobierno capitalino no ha sabido poner en orden el transporte público ni conectarlo entre sí para ser una opción real de movilidad.

“Los usuarios deben encontrar alternativas de sistema integral con planeación y que correspondan a una oferta y demanda real”, detalló.

Mayor compromiso

En tanto, Lobo reconoció que a veces el transporte se ve como “un día lluvioso, que tienes que aceptar y adaptarte a él”. También aseveró que se están tomando medidas en la dirección correcta.

“Es un reto que requiere una autoridad muy fuerte para regular y tomar medidas. Pero también de una sociedad corresponsable, porque vendrán cambios como que el micro que pasaba en la esquina de su casa pasará cinco más allá, o que el camión que los dejaba en cualquier esquina tendrá paradas asignadas”, puntualizó.

Asimismo, indicó que se necesita mayor compromiso del gobierno del Estado de México, que encabeza Eruviel Ávila, ya que están muy retrasados en la modernización de sus unidades y de la conectividad de sus medios de transporte.

En ese sentido, en territorio mexiquense circulan a diario 50 mil micros y combis que han concluido su vida útil. Además, solo han construido dos rutas del Mexibús, que son un buen avance, aunque insuficientes.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios