21 de Octubre de 2018

México

Diez cosas que nunca debes hacer con tu aguinaldo

Sentirse Santa Claus, prestarlo y olvidar que es un premio al esfuerzo laboral son algunos de los errores más comunes que se cometen con esta prestación.

El aguinaldo es una prestación a la que tienen derecho todos los trabajadores con una relación laboral remunerada y subordinada a un patrón. Éste debe entregarse a más tardar el 20 de diciembre y tiene que ser equivalente a 15 días de salario, por lo menos. (Archivo/Notimex)
El aguinaldo es una prestación a la que tienen derecho todos los trabajadores con una relación laboral remunerada y subordinada a un patrón. Éste debe entregarse a más tardar el 20 de diciembre y tiene que ser equivalente a 15 días de salario, por lo menos. (Archivo/Notimex)
Compartir en Facebook Diez cosas que nunca debes hacer con tu aguinaldoCompartir en Twiiter Diez cosas que nunca debes hacer con tu aguinaldo

Milenio Digital
MÉXICO, D.F.- La alegría de recibir el aguinaldo sólo se puede comparar con esa primera cita con la persona que te roba el sueño. ¡No sabes qué hacer!, te emocionas, luego pierdes el control y si no lo recuperas pronto terminas arruinándolo todo.

Aún no tenemos consejos para tener la cita perfecta, pero sí para que no acabes con tu aguinaldo al poco tiempo de haberlo recibido.

De acuerdo con la plataforma de ahorro Piggo, estas son las 10 cosas que nunca debes hacer con tu recompensa de fin de año.

  1. Gastarlo todo: Aunque esto puede ser difícil de cumplir, lo mejor que puedes hacer es guardar una parte de tu aguinaldo para tener un fondo de emergencias del que puedas echar mano en caso de enfermedad, desempleo, etcétera.
     
  2. Poner todos los huevos en una canasta: Ve a la papelería y compra unos 10 sobres, anota en cada uno de ellos algo en que quieras usar ese dinero: regalos, enganches, fiesta… Lo que quieras. Ahora divide tu aguinaldo de manera justa.
     
  3. Pensar que es un regalo: El dinero que sentimos que no es resultado de nuestro esfuerzo lo valoramos menos. El aguinaldo es producto de un largo año de trabajo, de días buenos, de aguantar a tu jefe, de los malos ratos en tráfico, etc. Así que no menosprecies ese dinero y dale el valor que se merece.
     
  4. Desarrollar amnesia temporal: ¿Sabes cuánto te dieron de aguinaldo? Si lo desconoces es muy probable que poco a poco te lo vayas acabando a “mordiditas” y tengas que recurrir a tu tarjeta de crédito.
     
  5. Prestarlo: Aprende a decir que ‘no’ o si decides prestarle dinero a alguien sólo dale una parte, una que tú consideres que no te cause problemas más adelante en caso de que no te paguen (siempre existe esa posibilidad).
     
  6. Sentirse Santa Claus: Si ya estás en la fila de la lavandería con tu traje rojo en las manos… ¡Mejor guárdalo! Acéptalo ¡no eres Santa!. No tienes que quedarte sin dinero por darle regalos a todos.
     
  7. Pensar que la vida se acaba en diciembre: Si tu aguinaldo se está evaporando frente a tus ojos ¡Haz algo! Porque después viene enero y la cuesta sí que cuesta.
     
  8. Dejarse deslumbrar: Si ya tenías planeado usar tu aguinaldo en algo específico, no te alejes del camino por distracciones sin sentido.
     
  9. No invertirlo: Si no tienes nada claro en la cabeza para tu aguinaldo ponlo a trabajar para ti. Deja que ese dinero te genere dinero, es lo mejor que puedes hacer.
     
  10. No disfrutarlo: No olvides que el aguinaldo es un premio ‘bien ganado’ úsalo sabiamente y disfrútalo.
 Aguinaldo, derecho irrenunciable

El aguinaldo es una prestación a la que tienen derecho todos los trabajadores con una relación laboral remunerada y subordinada a un patrón. Éste debe entregarse a más tardar el 20 de diciembre y tiene que ser equivalente a 15 días de salario, por lo menos.

Recuerda que la Ley Federal del Trabajo indica que el aguinaldo es un derecho irrenunciable. Si no cumpliste un año en tu lugar de trabajo, no es excusa para que no recibas esta prestación, ya que si tenías una relación laboral formal, la empresa para la que laborabas tiene la obligación de pagarte la parte proporcional del aguinaldo, conforme al tiempo que laboraste en la empresa o institución.

¿Cómo se calcula?
  • El aguinaldo se calcula de acuerdo al salario fijo que percibes, y el cálculo debe hacerse por día laborado, sin incluir ningún otro ingreso. Si tu salario es variable, para realizar su cálculo se toma como base el ingreso promedio obtenido de los últimos 30 días antes de la fecha del pago del aguinaldo.
     
  • No olvides que tu patrón no puede alegar dificultades económicas de la empresa ni falta de utilidades, como justificación para no pagar el aguinaldo o reducir su importe.
     
  • Si después del 20 de diciembre no has recibido tu aguinaldo o no te lo pagan debidamente (te proporcionan un monto menor o se niegan a dártelo), acércate a la Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo (Profedet) y presenta una queja o denuncia. En cualquiera de los dos casos, tienes un año para presentar tu reclamación.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios