23 de Septiembre de 2018

México

Ejército se integra a cruzada contra el hambre

Ante la inseguridad en medio centenar de municipios, los militares resguardarán al personal de Sedesol.

La secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles, detalló el plan contra el hambre. (Milenio)
La secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles, detalló el plan contra el hambre. (Milenio)
Compartir en Facebook Ejército se integra a cruzada contra el hambreCompartir en Twiiter Ejército se integra a cruzada contra el hambre

Agencias
MEXICO, D.F.- En 49 de los 400 municipios que atenderá la Cruzada Nacional contra el Hambre, el personal de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) tendrá que entrar acompañado del Ejército debido a la inseguridad, informó la titular de la dependencia, Rosario Robles, según el portal de Milenio.

En una visita a MILENIO, la encargada de la política social del país dijo que las secretarías de Gobernación y de la Defensa Nacional identificaron las comunidades con mayores índices de violencia derivados de actividad delincuencial, de ahí que la Sedesol utilizará brigadistas que pertenezcan a estos lugares a fin de garantizar su entrada y tener mayor seguridad.

“Vamos a entrar donde sea necesario con el Ejército, con la cara social del Ejército. Vamos a entrar con la labor social y humanitaria del Ejército pero bajo esquemas de protección y de contención por la situación de violencia de esos municipios que, básicamente, son de zonas urbanas”, aseguró.

Luego de que el pasado 21 de enero, en el municipio de las Margaritas, Chiapas, el gobierno de Enrique Peña Nieto anunció la Cruzada Nacional contra el Hambre, Robles enfatizó que el programa que busca atender a 7.4 millones de mexicanos no puede renunciar a sus labores por motivos de inseguridad, de ahí que los brigadistas realizarán sus labores bajo esquemas de seguridad y protección.

Bajo el lema “Sin hambre”, el programa iniciará este 1 de abril con un presupuesto global de 294 mil millones de pesos distribuido en 70 programas, además de que se implementará una estrategia de seguridad en conjunto con la Sedena.

En este sentido, Robles dio a conocer que durante los meses previos al arranque del programa y durante los trabajos de análisis de las comunidades objetivo se encontraron zonas urbanas en que operan casas de seguridad.

“En estas zonas de pobreza urbana, adonde vamos a ir, son las zonas donde se genera la mayor violencia, donde está el caldo de cultivo de esta delincuencia”.

La secretaria de la Sedesol aseguró que el objetivo de la cruzada es ofrecer resultados contundentes respecto de la disminución de la pobreza alimentaria en 2015, para lo que se contrataron 10 mil brigadistas que ofrecerán y coordinarán una estrategia integral de combate a ese flagelo.

Por ello, Robles abundó que el programa se basa en la comunicación directa de la dependencia federal, a través de sus brigadistas, con los habitantes de las comunidades, quienes conformarán asambleas en donde expongan las principales demandas y necesidades del municipio para elevar su calidad de vida.

“Van a ser nuestros ojos, nos informarán si en determinada zona se construyó una obra de agua y no se está haciendo. Tendremos controles semanales, además de un tablero con semáforo, verde, amarillo y rojo, que va a estar bajo la supervisión del Presidente de la República y con el cual se determinará el comportamiento en la Cruzada para amarrar las tuercas en caso de que alguien no esté funcionando”.

La ex jefa de Gobierno del DF reiteró que no se trata de un programa asistencial que solo entregue recursos o despensas, sino de una estrategia integral para elevar la calidad de vida de los municipios con mayores índices de pobreza extrema.

Lo anterior abarca acciones como el abasto de alimento, obras para el suministro de agua potable, creación de infraestructura carretera, centros de salud, pisos firmes o proyectos productivos.

LABOR CASA POR CASA
A partir del próximo lunes, los brigadistas de la Cruzada Nacional contra el Hambre iniciarán labores “casa por casa” para evaluar el impacto de los programas sociales para la erradicación de la desnutrición infantil, acceso real a la atención médica y el éxito de las becas para la conclusión de primaria y secundaria.

Una de las labores de la estrategia, abundó, consiste en evitar la dispersión o duplicidad de programas sociales, pues actualmente existen 270 que operan a nivel federal y 2 mil 300 estatales.

Por otra parte, el programa contempla la participación de la iniciativa privada, a través actividades culturales, donaciones o cursos y talleres para emprender un centro productivo, ello, a fin de abarcar de forma integral los distintos aspectos que caracterizan la pobreza extrema y combatirlos.

“Estamos en tratos con la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales para que distribuyan productos alimenticios a mejores precios”.

Mientras las empresas privadas colaboran en el combate al hambre, el gobierno federal incrementará el número de sucursales de Diconsa y de beneficiarios de la leche que distribuye Liconsa.

Rosario Robles rechazó que en la selección de los 400 municipios a los que se enfocará “Sin Hambre” existan criterios electorales, y enfatizó que el método se sustenta en los datos del Coneval y del INEGI.

“En el proceso electoral estarán en juego mil 435 municipios, de los cuales, la cruzada participa en 213, pero de ese total 113 se rigen por usos y costumbres”.

Con base en los datos anteriores, Robles aseguró que en total la cruzada sólo atenderá entre 5 y 6 por ciento de municipios en que se llevarán procesos electorales.

“En Oaxaca, aclaró, va haber elecciones, y ahí se concentra la cuarta parte de los municipios de la estrategia, 133 en total”.

Sin embargo, reconoció que los resultados que se obtengan a través del programa sí tendrán un impacto electoral: “Si el programa sale bien y fortalece al Gobierno, al Presidente y a su Partido es lógico, no es que haya un propósito electorero, y de la misma manera si sale mal eso será en detrimento del Gobierno y de su Partido”, acotó.

Luego de dar a conocer que la pobreza se ha mantenido en los mismos niveles durante los últimos 30 años, Robles Berlanga reconoció la dificultad de eliminarla durante este sexenio.

“En el éxito de la estrategia debe haber un mayor crecimiento económico y una mejor distribución para acabar con la brecha de desigualdad. Por eso los recursos no se les van a dar a los gobernadores, se invertirán en obras, en cumplir con las prioridades de la población”, detalló la funcionaria.

Los beneficiados
-La Cruzada Nacional contra el Hambre beneficiará en su primera etapa a 4.5 millones de personas, y después abarcará a los 7.2 millones de mexicanos que padecen condiciones de pobreza extrema y alimentaria.

-La población total en situación de pobreza extrema es de 11.7 millones, mientras que 46 por ciento de los mexicanos padece alguna modalidad de pobreza.

-Los mexicanos que no atenderá la Cruzada Nacional contra el Hambre serán beneficiarios de programas como Oportunidades, 65 y Más, Jefas de Familia, de vivienda y de salud.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios