14 de Noviembre de 2018

México

'Prófugo o no, la imagen de El Chapo siempre vende'

La imagen del capo mexicano y la actriz son utilizadas por comerciantes de mercados populares para aumentar sus ventas.

Para los comerciantes de los mercados de México, la imagen de 'El Chapo' deja buenas ganancias. (Foto tomada de Twitter)
Para los comerciantes de los mercados de México, la imagen de 'El Chapo' deja buenas ganancias. (Foto tomada de Twitter)
Compartir en Facebook 'Prófugo o no, la imagen de El Chapo siempre vende'Compartir en Twiiter 'Prófugo o no, la imagen de El Chapo siempre vende'

Agencias
MÉXICO, D.F.- Imágenes del jefe criminal Joaquín El Chapo Guzmán y la popular actriz Kate del Castillo, con quien se le ha relacionado, estampadas en prendas de vestir se venden como "pan caliente" en algunos de los típicos mercados de todo México.

El Chapo ya ha desatado toda una moda en gorras, playeras y "souvenirs" diversos desde su primera fuga de una prisión de alta seguridad en enero de 2001 y sobre todo tras su segunda de la cárcel del Altiplano, a 90 kilómetros de la capital, hace seis meses, pero ahora su imagen aparece por todos lados.

Junto con Guzmán, de 57 años, también surgieron objetos que llevan la fotografía de la bella actriz, de 43 años, investigada por la Procuraduría General de la República (PGR) tras difundirse que se reunió con El Chapo en las montañas del norteño estado de Sinaloa y con quien se sospecha habría trabado relaciones de negocios.

En el mercado de Tepito, un barrio en el corazón de la capital y el más gigantesco mercado ambulante del país, que prácticamente distribuye a todos los mercados callejeros de México, popularmente conocidos como "tianguis", hay toda una iconografía de Guzmán y Kate sobre todo en gorras y playeras, según publica el sitio web ansa.it.

El "merchandising" de El Chapo se refleja sobre todo en camisetas del jefe del cártel del Pacífico, que se disputan el protagonismo con figuras como el basquetbolista estadounidense Michael Jordan y los actores de Hollywood Brad Pitt y Al Pacino, éste último retratado en su personaje de Scarface.

Una de las playeras estampadas más populares muestra un billete de un dólar donde la imagen de George Washington es sustituida por la de Guzmán y la frase tradicional "In God we trust" (En Dios confiamos) es sustituida por la pregunta "Who do I trust?" (¿En quién confío?) con el añadido debajo de El Chapo.

También hay modelos con la imagen de Guzmán encima de un arsenal o su rostro y una gorra que dice "The Drug God El Chapo" (El Dios de las drogas El Chapo). Hay otra negra donde con letras doradas se lee El Chapo sobre un bigote y un modelo idéntico pero con la palabra Kate cruzada por una zapatilla de tacón de aguja.

Las playeras se venden a 130 pesos cada una (unos siete dólares) y las gorras 50 (unos 2.7 dólares) y hay días en que se agotan todas, según los vendedores.

"Esté fugado o no esté fugado, siempre vende este hombre", afirma un comerciante de Tepito citado por un diario local.

La imagen glamorosa o el nombre de Kate de Castillo, que interpretó a Teresa Mendoza, cabecilla de una banda de narcotraficantes en la popular telenovela La Reina del Sur, basada en una novela del escritor español Arturo Pérez-Reverte, también aparece en playeras.

Adicionalmente, copias ilegales de los discos compactos de esta teleserie se venden también como en los tiempos de su estreno, junto a producciones sobre el tema del narcotráfico como El señor de los cielos o Narcos, la nueva producción de Netflix.

Según las autoridades Kate sirvió de enlace para la entrevista que ofreció El Chapo al actor norteamericano Sean Penn publicada hace unos días por la revista Rolling Stone.

Los expertos cuestionan esta inclinación sobre todo de los jóvenes por artículos de la llamada "narcocultura" que se vincula con el "dinero fácil" y un estilo de vida que glorifica las armas, la violencia y el hedonismo.

También se preguntan cómo fue que "esta contracultura de las armas, los carros lujosos, las mujeres bellas" fue auspiciada y permitida por la propia sociedad, como escribió Juana María Olguín en el "Portal de la Gente", un sitio en Internet con sede en el estado norteño de Sonora.

"Conversé con una docente de una preparatoria pública enclavada en la sierra y me contó de su preocupación por la idolatría que siente la juventud con las personas ligadas a actividades ilícitas y como por esta razón, considera ella, abandonan sus estudios universitarios", señaló.

Elmer Mendoza, escritor de novelas sobre el crimen organizado, afirma que la "narcocultura" y la "iconografía" sobre El Chapo solo revelan "el impacto sociológico del fenómeno del narcotráfico".

Asimismo, muestran "lo débil que es nuestro sistema educativo, incapaz de crear iconos, ejemplos que los jóvenes quieran seguir", afirma. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios