22 de Septiembre de 2018

México

La Reina de Dinamarca 'no puede olvidar' a México

Margarita II, quien ostenta una de las coronas más antiguas del mundo, cuenta sus impresiones sobre las visitas que hizo a nuestro país.

La reina Margarita II de Dinamarca y su esposo Henrik visitaron México en 2008, cuando el país era gobernado por Felipe Calderón. Pudieron visitar algunos lugares del estado natal del entonces Presidente. (Archivo/AP)
La reina Margarita II de Dinamarca y su esposo Henrik visitaron México en 2008, cuando el país era gobernado por Felipe Calderón. Pudieron visitar algunos lugares del estado natal del entonces Presidente. (Archivo/AP)
Compartir en Facebook La Reina de Dinamarca 'no puede olvidar' a MéxicoCompartir en Twiiter La Reina de Dinamarca 'no puede olvidar' a México

Héctor Zamarrón/Milenio
COPENHAGUE, Dinamarca.- Margarita II es la primera mujer en ser jefa de Estado en Dinamarca, una monarquía milenaria. La mayor de tres hermanas se convirtió en reina a los 32 años a la muerte de su padre y tras una modificación constitucional para permitir que una hija pudiera coronarse, hasta entonces privilegio solo de los hombres.

Con varios viajes a México en su haber, conocedora de Oaxaca, Michoacán y la capital del país, la reina está prendada del colorido del país y la calidez de la gente que ha encontrado en sus visitas.

A mediados de abril ofrecerá una cena de gala al presidente Enrique Peña Nieto y a su esposa en el palacio de Fredensborg, la residencia de primavera y otoño de los monarcas daneses, y con ese motivo conversó con periodistas mexicanos en Copenhague.

¿Qué impresión le causó México en su anterior visita?

Visité México en 2008 con mi esposo (el príncipe consorte Henrik) y yo incluso estuve en su país antes de casarme, en 1966, cuando pude ver una gran parte de su territorio. En esta última ocasión, cuando estuve con mi esposo, pudimos conocer más del país y nos quedamos con una maravillosa impresión de México.

“Fuimos a dos lugares muy pequeños, ubicados en el estado natal del entonces presidente (Felipe Calderón) y fue muy motivador. En uno de ellos (Tarecuato), visitamos la iglesia del padre Jacobo Daciano, del siglo XVI, de quien no se puede asegurar del todo, pero muy probablemente fue el hijo menor del rey de Dinamarca. Visitamos la iglesia en la que trabajó con los indígenas durante la Colonia, no creo que sea la misma, pues esto fue hace mucho tiempo, pero nos dejó una impresión inolvidable pues conocimos a muchas personas y la atmósfera fue encantadora, con gente muy amable.

Fray Jacobo Daciano fue parte de los sacerdotes que les tocó evangelizar Michoacán y, como hijo de un monarca danés, sería pariente directo de la reina Margarita II.

“Una visita de Estado como la que tendremos en abril, es una manera de fortalecer las relaciones, es una estancia corta pero que pondrá a México en las primeras planas de los diarios en Dinamarca y hará que pongamos más atención en su país. También significa que ambos países podrán aprender uno del otro".

“Pero regresando a la relación bilateral, una visita de Estado como la que hicimos en 2008 y la que hará ahora su Presidente, puede enfocarse en las posibilidades de comercio entre ambos países, no solo en la atención del público, sino en las posibilidades de mejorar el comercio y, claro, espero que ese sea uno de los resultados de esta visita”.

¿Y qué espera de la visita que el presidente Enrique Peña Nieto hará en abril a Dinamarca?

Se trata de una visita que nos da mucho gusto y es un placer recibir al Presidente y su esposa, porque nosotros estuvimos allá en 2008, por supuesto con otro mandatario, pero nos recibieron muy amablemente y ahora retornamos esa hospitalidad.

“Espero presentarles al presidente Peña Nieto y su esposa algo de nuestro país y que esto sea una manera de fortalecer los lazos entre México y Dinamarca”.

A sus 75 años de edad, la reina es amable y con poca afectación, incluso se anima hasta a reír de sí misma y ante una pregunta pide: “¿Pueden hablar un poco más fuerte? Soy una mujer ya grande y un poco sorda”, y sonríe ante su propio comentario.

Dinamarca es un país con un alto grado de desarrollo, bienestar, felicidad e igualdad ¿a qué se puede atribuir esa situación, es posible para otros países seguir su camino?

Parte de la respuesta, considero, es que somos un país muy pequeño. No tenemos mucho espacio ni población y eso implica que los daneses seamos muy cercanos entre nosotros, lo que aplica también para las familias, incluyendo la mía. Las distancias físicas, pero también en mentalidad, no son tan grandes. Eso hace al país más integrado, es el privilegio de no ser un lugar muy extenso.

¿Qué hay acerca del intercambio cultural entre ambos países?

Hay que tener nexos, comerciales y culturales. En Dinamarca mucha gente conoce sobre la cultura en México. Ustedes tienen una historia fascinante, con antiguas tradiciones, pero también su actual cultura es muy atractiva.

“Las formas de vida son muy distintas entre ambos países, pero de la primera vez que estuve en México, una de las cosas que me fascinó fueron los colores que puedes ver en cualquier parte. Recuerdo a la gente que vi enfrente de la antigua y gran catedral de la Ciudad de México vendiendo naranjas, bailando, llena de color. De hecho, no puedo olvidar ese lugar y la impresión que me dio de cuan colorida es la vida en el país.

“La distancia entre los dos países es enorme, pertenecemos a dos naciones muy diferentes, extremos en población y tamaño, pero una visita de Estado siempre es una oportunidad de mejorar las relaciones, las oportunidades comerciales y estoy segura que eso pasará con esta visita”.

El terrorismo y el fundamentalismo son dos amenazas que enfrentan las naciones europeas, ¿qué piensa al respecto?

Lo que el terrorismo busca es llenar de temor a la gente, pero lo que debemos hacer es no dejarnos asustar, sino enfrentar el problema, los posibles peligros.

“Para enfrentar al terrorismo hay que tener la cabeza fría y tomar medidas diferentes de un país a otro, pero lo importante es no dejarse atemorizar”.

¿Qué piensa la reina Margarita II del papel de las mujeres en la actualidad, están bien representadas en los principales organismos internacionales?

Aunque cada vez hay más mujeres, porque actualmente tienen más oportunidades y se les toma más en cuenta, el género tiene que ser menos importante que elegir a la persona adecuada. Las habilidades y la personalidad tienen que ser lo más importante.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios