No fue el dinero el móvil del secuestro y asesinato de Fátima

Giovana y Mario fueron detenidos por cohecho: aún no hay orden de aprehensión.
|
El secretario de Seguridad Ciudadana dio a conocer detalles sobre la captura de la pareja que supuestamente secuestró y asesinó a Fátima. (Foto: Tweeter SSC-CDMX).
El secretario de Seguridad Ciudadana dio a conocer detalles sobre la captura de la pareja que supuestamente secuestró y asesinó a Fátima. (Foto: Tweeter SSC-CDMX).

Ciudad de México.- Todavía no se pueden asegurar las causas por las que la pareja secuestró y asesinó a Fátima, lo único que puede afirmarse es que no fue por dinero, afirmó Omar García Harfuch, secretario de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México.

En conferencia de prensa, el responsable de la seguridad en la CDMX aseguró que, al momento de ser encontrados, Giovana “N” y Mario “N” ofrecieron dinero a las autoridades para dejarlos ir, y por ese motivo se procedió a su detención.

No es posible acusarlos todavía por secuestro y asesinato, porque aún no se cuenta con la orden de aprehensión correspondiente.

También te puede interesar: Presuntos asesinos de Fátima fueron detenidos por ofrecer “mordida” a policías

En cuanto se cuente con ella, serán trasladados a la Ciudad de México para iniciar su proceso, en el penal que determinen las autoridades correspondientes.

De acuerdo con las declaraciones del funcionario, fue la Policía Municipal de Atizapán, en el estado de México, la que detuvo a la pareja que en la La Palma, en el Estado de México.

Harfuch reiteró que Giovana y Mario eran conocidos de los familiares de la víctima y que uno de sus tres hijos asiste a una escuela de la zona de San Felipe, de la alcaldía Xochimilco.

Es secretario informó que, gracias a una denuncia ciudadana, desde la mañana de ayer pudieron confirmar la ubicación en el Estado de México, y desde ese momento la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheimbaum, se puso en contacto con el gobernador de la CDMX, Alfredo del Mazo Masa, para coordinar las acciones.

A partir del momento de la detención, las autoridades cuentan con 48 horas para cumplimentar las órdenes de aprehensión, las cuales, de acuerdo con García Harfuch, serán giradas en cualquier momento por la Fiscalía General de Justicia de la CDMX.