Fiscal estatal admite que tiene una prima miembro de Los Zetas

Ante diputados locales, admitió que es familiar de “La Jefa”, operador de “El Comandante H”.
|
(Agencia Reforma)
(Agencia Reforma)

Oscar Luna
CIUDAD DE MÉXICO.- La Fiscal de Veracruz, Verónica Hernández Giadáns, reconoció ser prima hermana de una operadora del grupo criminal de Los Zetas, aunque afirmó que tiene 30 años sin verla.

Se trata de Guadalupe Hernández Hervis, alias "La Jefa", quien era operadora de Hernán Martínez Zavaleta, alias "El Comandante H", en el sur de Veracruz, detenido en 2018.

La Fiscal fue cuestionada sobre el tema por un diputado este mediodía durante su comparecencia ante el Congreso del Estado.

"No voy a negar un parentesco, a la familia no se le elige, afortunadamente a los amigos sí, pero ni por los amigos, ni por la familia los actos que ellos realicen puedo yo responder, yo soy única responsable de lo que yo haga o de mis palabras", respondió.

"Aclaro que a esa persona tiene más de 30 años que no tengo contacto con ella, no tengo ninguna relación con esa familia".

La funcionaria veracruzana afirmó que esta información la brindó en su examen de control y confianza.

"En mi examen de control y confianza claro que lo dije porque tenemos que conducirnos con verdad, con transparencia y honestidad en todo lo que nos cuestionan".

"Lo mencioné a la pregunta que hacen que si existían familiares que estuvieran dedicados, lo que yo dije fue que lo que uno escucha en las notas, había salido algo al respecto, porque esto fue público y salió en medios de comunicación, que era lo que yo sabía. Afortunadamente, lo dije en su momento cuando fui evaluada y eso habla de la transparencia y de la conciencia tranquila que tengo", agregó. 

En el Gobierno de Miguel Ángel Yunes, "La Jefa" tuvo estrechos vínculos con el entonces Secretario de Seguridad Pública del Estado, Jaime Ignacio Téllez, según una indagatoria de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO).

Para la entonces Procuraduría General de la República (PGR), la operadora de Los Zetas tenía la función de notificadora y enlace entre el cártel y el entonces funcionario estatal.