21 de Septiembre de 2018

México

Novios matan a su vecina a martillazos

Arrestan a una pareja que robó y asesinó con saña a una señora que vivía en la casa que los tres arrendaban en Zapopan.

El crimen en la colonia Miramar, en Zapopan, se cometió por la madrugada, mientras que el cadáver fue hallado por el arrendador del edificio a las 14:40 horas. (Milenio/Foto de contexto)
El crimen en la colonia Miramar, en Zapopan, se cometió por la madrugada, mientras que el cadáver fue hallado por el arrendador del edificio a las 14:40 horas. (Milenio/Foto de contexto)
Compartir en Facebook Novios matan a su vecina a martillazosCompartir en Twiiter Novios matan a su vecina a martillazos

Agencias
GUADALAJARA, Jalisco.- Le robaron a su vecina para seguir emborrachándose un hombre y su novia en la colonia Miramar, en Zapopan, pero agentes investigadores localizaron a los sospechosos no solo del hurto sino de un escalofriante crimen y los consignaron ante un juez en Puente Grande.

Carlos David Paguia Sánchez, de 27 años, supuestamente le pidió a su novia Alma Verónica Rubio Cárdenas, de 24, que le ayudara a atacar a agredir a Claudia Bautista Santiago para quitarle su dinero y comprar más bebidas embriagantes, según investigaciones de la Fiscalía Central. Los acusaron penalmente por homicidio calificado y robo calificado, informa excelsior.com.mx

La mujer de 46 años murió por golpes y heridas punzantes y cortantes que le hicieron con un martillo y un cuchillo, además de que fue asfixiada en el colchón de la cama aproximadamente a las 5:00 horas del lunes 28 de julio.

El arrendador de la casa en la que los tres vivían, en avenida Prolongación Guadalupe a la altura de Puerto Ensenada, encontró el cadáver poco después de las 14:40 horas y dio a viso a la Policía.

Los agentes intentan probar ante el Juez Quinto de lo Penal con sede en el Reclusorio Preventivo de Tonalá que la pareja robó 800 pesos y dos teléfonos celulares a la víctima después que Paguia Sánchez la mató y su pareja sentimental le ayudó a cargar el cadáver hasta la recámara de la difunta, donde lo abandonaron.

El hombre supuestamente había rasgado el colchón de su cuarto para esconder los objetos ensangrentados después del crimen, y para ello había mandado a Rubio Cárdenas a comprar unas bolsas de plástico, y abandonaron algunas de las evidencias en la calle.

Los agentes ministeriales encontraron a la pareja escondida en casa de unos familiares en la colonia Paraísos del Colli, en la calle Arrayán, donde recuperaron uno de los celulares que pertenecían a la víctima, según datos de la Fiscalía.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios