20 de Septiembre de 2018

México

Vida útil del arsenal del Ejército llega a su fin

Admiten que en algunos enfrentamientos ha sido superado por la capacidad de fuego de la delincuencia organizada.

Las fuerzas armadas continúan apoyando las labores de seguridad pública en todo el país. (Imagen de Archivo)
Las fuerzas armadas continúan apoyando las labores de seguridad pública en todo el país. (Imagen de Archivo)
Compartir en Facebook Vida útil del arsenal del Ejército llega a su finCompartir en Twiiter Vida útil del arsenal del Ejército llega a su fin

Ignacio Alzaga/Milenio
MÉXICO, D.F.- La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) admitió haber enfrentando a algunos grupos del crimen organizado que lo superan en capacidad de fuego, lo que pone en riesgo a las tropas que actúan de manera permanente en la lucha contra el narcotráfico y las organizaciones delictivas.

En consecuencia, solicitó a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público un presupuesto anual de 100 millones de pesos durante el presente sexenio para comprar arsenal moderno y garantizar la integridad del personal que realiza esas tareas.

Lo anterior, porque “las fuerzas armadas continuarán apoyando las labores de seguridad pública en todo el país”.

Destacó, sin embargo, que el alto grado de adiestramiento de los elementos castrenses ha permitido superar esa limitación tecnológica.

Las armas que utiliza el personal militar tiene en promedio una antigüedad de más de 10 años, lo que excede su vida útil.

De acuerdo con la ficha técnica de la Cartera de Programas y Proyecto de Inversión, fechada el 1 de julio de 2013, la Sedena pidió este año a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público recursos por un monto de 100 millones 690 mil 445 pesos para llevar a cabo una sustitución paulatina del arsenal.

Requerirá 500 millones de pesos en este sexenio para cumplir su propuesta de renovación de armamento

“Debido a que las fuerzas armadas continuarán apoyando las labores de seguridad pública en todo el país, se ratifica la necesidad de adquirir armamento moderno, con características ideales para emplearlo en áreas urbanas y que permita hacer un uso legal de la fuerza”, se lee en la solicitud enviada a la dependencia federal.

Esto evitaría perder capacidades y garantizar la seguridad del personal, se añade en el documento, y se menciona que “el reemplazo del armamento puede programarse por fases (invertir 100 millones de pesos cada año), es decir, que todas las armas que se requieren se adquieran parcialmente en un término de cinco años”, precisó.

Tipos de armas

Mandos militares comentaron a MILENIO que el objetivo es renovar armas como fusiles G3 y FX05. El monto total solicitado es menor al 2 por ciento del presupuesto total de la dependencia.

La Sedena consideró indispensable contar con armamento moderno, funcional y seguro, con la potencia y volumen de fuego necesarios, para responder con eficiencia a cualquier agresión de la delincuencia organizada.

“Así se podrán realizar operaciones militares con un alto grado de precisión, garantizando la seguridad del personal militar y civil que sea vea involucrado en las áreas donde la Defensa Nacional determine necesario apoyar las actividades de seguridad pública.

“Durante su participación en la lucha contra la delincuencia organizada, los elementos del Ejército y Fuerza Aérea mexicanos han sido objeto de agresiones con armamento de grueso calibre, en algunas ocasiones de mejores características”, se señala en el documento.

“Esto se ha reflejado en algunos enfrentamientos en que éstas unidades (militares) se han visto superadas en este aspecto, siendo su alto grado de adiestramiento lo que les ha permitido superar esa limitación de medios.”

En la solicitud de presupuesto la Sedena precisó que el objetivo de emplear Fuerzas Especiales en las operaciones para disminuir la violencia es contar con unidades ágiles y flexibles, capaces de ejecutar acciones con un alto grado de precisión, principalmente en la captura de objetivos y liberación de rehenes.

“Debido a la situación que vive México ha sido necesario el empleo del armamento especial en las actividades que realizan el Ejército y Fuerza Aérea en el combate al narcotráfico y a la delincuencia organizada.

Sin embargo, admite que “las unidades del Ejército presentan déficit en sus cargos por dos factores principales. El primero obedece al tiempo de servicio del armamento, que es de más de 10 años, lo cual rebasa los criterios internacionales para determinar la funcionalidad y seguridad de la operación de un arma.

Aunado a lo anterior, “el armamento es sometido a condiciones climáticas adversas, lo que genera un desgaste prematuro, motivo por el que tanto en adiestramiento como en operaciones presenta fallas, repercutiendo directamente en la seguridad y moral del personal usuario, además de convertirse en una desventaja y en una situación de peligro”.

La Sedena refiere también que la solución al problema es la compra de armamento, pues la fabricación del mismo por parte de Industria Militar dispararía la inversión en 965 millones 875 mil 134 pesos, por lo que esta alternativa fue desechada.

Por tratarse de material para uso militar, “se descarta la posibilidad de su arrendamiento o reaprovechamiento, ya que en el mercado nacional no existe empresa que lo rente, lo que obligó a analizar diferentes alternativas de adquisición”.

Indicó que el Ejército mexicano está en capacidad de atender las misiones que el alto mando dicte, gracias a su alto grado de adiestramiento, lo que “disminuye la desventaja de contar con armamento con poca potencia y volumen de fuego”.

No obstante, puntualizó que las armas con las que actualmente cuenta no solo presentan fallas, sino que rebasan el tiempo de vida útil, de acuerdo con normas internacionales.

Opción más barata

  •  La Secretaría de la Defensa Nacional explicó en su propuesta que requerirá 500 millones de pesos en el presente sexenio para cumplir su propuesta de renovación de armamento.
  •  La dependencia federal descartó rentar el armamento o construirlo en su departamento de Industria Militar, pues esta opción elevaría a más 900 millones de pesos su propuesta.
  •  El armamento usado por la Defensa Nacional ha excedido su vida útil, que es de 10 años, por lo que solicitó a la Secretaría de Hacienda una partida anual para renovar su arsenal.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios