No creo tener enemigos: senadora que recibió libro-bomba

La legisladora de Morena, Citlalli Hernández Mora, dijo que fue una casualidad que ella abriera el paquete.
|
La seguridad en el Congreso será reforzada tras el atentado que sufrió la senadora Citlalli Hernández Mora, quien recibió un libro-bomba.  (Twitter)
La seguridad en el Congreso será reforzada tras el atentado que sufrió la senadora Citlalli Hernández Mora, quien recibió un libro-bomba. (Twitter)

Notimex
CIUDAD DE MÉXICO.- La senadora de Morena, Citlalli Hernández Mora, afirmó que incidentes como el del libro-bomba que recibió en sus oficinas la semana pasada no son una broma, y que más que una agresión a ella fue un atentado contra los poderes del Estado.

Ningún incidente de este tipo son una broma, y "más allá de una acción directa contra mí, es una especie de atentado contra uno de los poderes del Estado", agregó que las investigaciones darán idea de qué tan alertas deben estar al respecto.

En conferencia de prensa, acompañada por el presidente del Senado de la República, Martí Batres Guadarrama, la secretaria de la Comisión de Anticorrupción, Transparencia y Participación Ciudadana, dijo que ella es una mujer honesta que no haría acciones como un autoatentado, pues no tendría por qué hacerlo.

También te puede interesar: Estos atentados ocurrieron antes del libro-bomba en el senado

Reiteró que no se va a especular sobre los motivos de los responsables de estos lamentables hechos, y que la Fiscalía General de la República determinará lo conducente con base en la investigación que ya se lleva a cabo.

“He realizado labor pública y política, tengo 29 años. No creo tener enemigos, no sospecho de nadie", dijo.

Agregó que por eso es importante que la fiscalía avance las investigaciones, porque en este momento no hay que especular; el llamado es no especular y ver lo que determina la fiscalía.

Detalló que la bomba que venía en un paquete con forma de libro traía una nota escrita con amabilidad que reconocía su trabajo, pero hasta el momento no se sabe quién la envió.

Detalló que el paquete tenía ya dos días en las oficinas del Senado y que fue una casualidad que ella lo tomará y lo abriera, pues regularmente son otras las personas encargadas de revisar la correspondencia.

Dio gracias, porque ella reaccionó rápido y tal vez alguno de sus colaboradores se habría lastimado.

La legisladora informó que se hace un análisis de riesgo para saber qué tanto debe preocuparse, y aseguró que atenderá todas las indicaciones que le haga la fiscalía, “aunque no es mi estilo y no me gusta, si es necesario atenderé el tema de mi seguridad”.

Agregó que aunque que ella no pidió reforzar la seguridad, el presidente del Senado ha manifestado que fortalecerá algunas medidas en este tema, pues considera importante que nadie en la sede del Senado esté en riesgo.

A su vez, el senador Martí Batres expresó a nombre de todos los senadores su solidaridad, y reiteró que lo más importante es la parte humana.

Informó que se tomarán medidas de protección para Hernández Mora, y se solicitará a las autoridades correspondientes, como la Secretaría de Gobernación, la Fiscalía General, la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, para que se tomen las medidas correspondientes.

Finalmente, Batres Guadarrama indicó que ha tenido contacto telefónico con el fiscal General de la República sobre el tema y que han quedado de verse esta semana para hablar sobre los avances del caso.