21 de Octubre de 2018

México

Un mexicano, primer 'ilegal' abogado en EU

Después de una lucha de cuatro años, César Vargas recibirá su licencia e ingresará a la Barra de Abogados de Nueva York.

César Vargas llegó a los cinco años de manera ilegal a Estados Unidos. Después de una lucha legal de cuatro años, espera recibir su licencia de abogado. (facebook.com/caesar.vargas.9)
César Vargas llegó a los cinco años de manera ilegal a Estados Unidos. Después de una lucha legal de cuatro años, espera recibir su licencia de abogado. (facebook.com/caesar.vargas.9)
Compartir en Facebook Un mexicano,  primer 'ilegal' abogado en EUCompartir en Twiiter Un mexicano,  primer 'ilegal' abogado en EU

Alejandro Domínguez/Milenio
MÉXICO, D.F.- Un mexicano se convertirá en el primer migrante indocumentado en entrar a la Barra de Abogados de Nueva York. César Vargas llegó a los cinco años de manera ilegal a Estados Unidos y después de una lucha legal de cuatro años ya espera recibir su licencia de abogado.

En este momento en el que la comunidad latina se ha unido en Estados Unidos contra las declaraciones racistas del aspirante a la candidatura del partido Republicano a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, esta semana fue difundida la canción "We're all Mexican" del compositor y productor Emilio Estefan, así como una carta del ex canciller mexicano Jorge Castañeda al gobierno federal para que actúe contra las declaraciones de Trump.

En pleno Mes de la Herencia Hispana, que se celebra cada año entre el 15 de septiembre y el 15 de octubre para rendir tributo y reconocer las contribuciones de los hispanos a la cultura de Estados Unidos, la Corte de Nueva York alista la entrega de una licencia de abogado por primera vez a un mexicano indocumentado.

La organización Dream Action Coalition informó a Milenio que aunque esperaban que fuera en septiembre, será en diciembre cuando César Vargas reciba su licencia, en un acto que califican como "un momento histórico en Estados Unidos y para la comunidad mexicana en Nueva York".

César Vargas es un joven de 31 años que nació en México pero que ha pasado casi toda su vida en Nueva York.

Vargas es uno de los millones de jóvenes conocidos como dreamers o soñadores, que nacieron en América Latina pero llegaron a Estados Unidos desde pequeños. Nadie les explicó que ese cruce era ilegal y que su estatus migratorio estaría marcado de por vida.

Una vez que César obtenga su licencia litigará a favor de los derechos de los migrantes

Vargas estudió en la Escuela de Leyes de la Universidad de la Ciudad de Nueva York (The City University of New York, CUNY). Después de graduarse realizó el examen de la Barra de Abogados del Estado de Nueva York, uno de los más difíciles de Estados Unidos, y en el primer intento lo pasó catalogado como un "excelente candidato" para ingresar a la Barra. Pero por su estatus migratorio tuvo que empezar una lucha legal de cuatro años para que le permitan ser abogado en Nueva York.

César Vargas se convertirá este año en el primer abogado de Nueva York con estatus de inmigrante indocumentado.

"Mi historia depende de mi mamá, yo vine a los Estados Unidos después de que mi padre falleció. Vivíamos en Puebla en una colonia chica, fue muy difícil para mi mamá, éramos pobres. Mi mamá luchaba mucho para darnos de comer, con cuatro niños chicos y viuda era muy difícil", dijo en entrevista con Milenio.

Los hermanos de la mamá de César ya vivían en Estados Unidos. Les iba mejor. Por eso decidió emprender el viaje, con todo y sus hijos.

"El último día que estuvimos, estaba en el kínder yo y mi hermano. Nos fue a recoger con una mochila con poca ropa. Fuimos a la catedral, fuimos a comer unos churros, ella rezando pidiendo valor para ella. Yo tenía cinco años tengo foto de la última vez que estuvimos en México, yo cinco años, mis hermanos nueve y 10 años. Ese fue el último día, no pensaba que ese iba a ser mi último día en México. De ver el país que me vio nacer", contó.

Vargas recuerda la aventura que fue cruzar la frontera, la oscuridad del desierto.

"No puedo pensar el valor que tuvo mi mamá cruzando la frontera. La pudieron haber matado, violado, con sus hijos. Ella fue el valor para darnos una vida mejor", dijo.

La Corte de Nueva York alista la entrega de una licencia de abogado por primera vez a un mexicano indocumentado

Cuando César llegó con su familia a Estados Unidos estuvieron algunos días en California y después se fueron directo a Nueva York. En la Gran Manzana, César estudió la primaria, la secundaria y la universidad, donde decidió estudiar derecho.

"Nueva York ha sido mi hogar, me reconozco como neoyorkino. Fui a la universidad pública de Nueva York. En 2005 me gradué de la universidad y en 2011 me gradué de la escuela de Derecho. Fue un momento muy bonito, porque mi mamá estuvo a mi lado. Ella siempre ha dicho que en nuestra familia tiene que haber un abogado. Y fue para mí algo muy importante para cumplirle", contó.

Aunque César no tenía las mismas oportunidades ni los mismos recursos que el resto de sus compañeros, tuvo el apoyo de su familia y de su comunidad para seguir adelante en su búsqueda por convertirse en abogado.

"Aunque no sabía si me iban a dar mi licencia, necesitaba graduarme, necesitaba pasar el examen, uno de los más difíciles de Estados Unidos, para que mi mamá tuviera orgullo, para decirle que su esfuerzo y su lucha no fue en balde", recordó.

Después de luchas legales, el 3 de junio pasado Vargas recibió la noticia de que el estado de Nueva York aprobó su aplicación como abogado, después de que la Corte de Justicia decidiera que su condición migratoria no le impedía ejercer su profesión.

"Fue una lucha muy grande que me enseñó el poder político de los soñadores aquí en Estados Unidos. Estamos esperando la fecha para la ceremonia oficial para jurar en la Corte para recibir mi licencia como abogado. La lucha ya pasó, esperé más de cuatro años, me gradué en 2011, sometí mi aplicación en 2012. Fue una pelea larga de meses y meses que se convirtieron en cuatro años. La lucha más grande ya pasó", dijo.

César ya ha venido a México de visita, tiene un permiso de trabajo y de alivio del gobierno de Estados Unidos, pero solo puede venir en circunstancias especiales, por razones específicas, por temas educativos, por negocios o por alguna emergencia. Él quiere que su mamá pueda viajar también.

Una vez que César obtenga su licencia litigará a favor de los derechos de los migrantes y buscará a toda costa que su mamá, quien cruzó la frontera de manera ilegal con él y sus hermanos hace más de 25 años, obtenga sus documentos para poder viajar a México sin problemas para regresar a su hogar en Nueva York.

"El tema de la migración es algo personal, casi toda mi familia tiene documentos, pero mi mamá tiene casi 70 años y todavía no tiene sus documentos.

"No voy a parar hasta que mi mamá regrese a México a visitar la tumba de sus padres".

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios