15 de Noviembre de 2018

México

El Chapo tenía su propia línea de teléfonos

El software Pretty Good Privacy (PGP) complicó el rastreo de la red de narcotraficantes.

La empresa Phantom Secure modificaba los móviles que vendía al Cartel de Sinaloa para evitar que fueran rastreados por las autoridades. (Foto: Reuters)
La empresa Phantom Secure modificaba los móviles que vendía al Cartel de Sinaloa para evitar que fueran rastreados por las autoridades. (Foto: Reuters)
Compartir en Facebook El Chapo tenía su propia línea de teléfonosCompartir en Twiiter El Chapo tenía su propia línea de teléfonos

Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- Un empresario canadiense fue detenido por el FBI acusado de vender teléfonos inteligentes encriptados a “altos miembros” del cártel de Sinaloa, liderado por Joaquín “El Chapo" Guzmán, y que le permitía permanecer fuera del radar de las autoridades.

Una investigación en colaboración entre agentes de investigación de Canadá y Australia, llevó a que la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) detuviera a Vicente Ramos, fundador de la compañía Phantom Security Communications, también conocida como Phantom Secure, por vender teléfonos encriptados al cártel de Sinaloa, publicó el portal 24 horas.

También te puede interesar: Este beisbolista mexicano cree que 'El Chapo' es un héroe

El arresto fue el 8 de marzo pasado, en el estado de Washington, Estados Unidos. Lo imputan por operar por medio de su empresa una red de comunicaciones telefónicas seguras a cárteles de la droga.

En la denuncia presentada ante un juzgado federal, el FBI revela que las redes de Phantom Secure estaban diseñadas específicamente para evitar que las autoridades interceptaran y monitorearan las comunicaciones de los grupos delictivos y que la empresa ofreció el servicio para ayudar a los grupos del crimen transnacionales.

De acuerdo con la información publicada en el sitio insightcrime.org, Phantom Secure, vendía teléfonos Blackberry que no contaban con cámaras, micrófonos y mensajería estándar por texto e internet. En tanto, los aparatos traían precargadas plataformas de correo electrónico encriptado.

La empresa utilizaba servidores registrados en Panamá y Hong Kong, según con la idea de que sería menos probable que se vigilara las comunicaciones o autoridades colaborarán con autoridades extranjeras y desvelar la red. Se reveló que Phantom utilizaba otras técnicas para ocultar las huellas digitales de sus clientes.

Los costos de los teléfonos iban de entre los 2 mil y 3 mil dólares estadounidenses cada aparato, por un período de seis meses.

Según Motherboard, existen al menos 20,000 smartphones de Phantom Secure activos alrededor del mundo y casi la mitad de ellos se encuentran en Australia; aunque también se distribuyeron en México, Cuba y Venezuela.

Además, que la mayoría de los clientes de Phantom también usaban direcciones de correo electrónico encriptadas asociadas a la narcocultura, como “[email protected]” y “[email protected]”.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios