25 de Septiembre de 2018

México

El millonario negocio del agua embotellada

Aseguran que ante su creciente consumo se registran tanto problemas ambientales como gastos millonarios de producción.

Al año un mexicano consume en promedio 234 litros de agua embotella. Imagen de contexto. (Archivo/Notimex)
Al año un mexicano consume en promedio 234 litros de agua embotella. Imagen de contexto. (Archivo/Notimex)
Compartir en Facebook El millonario negocio del agua embotelladaCompartir en Twiiter El millonario negocio del agua embotellada

Agencias
MEXICO, D.F.- A fin de reducir el consumo de agua embotellada, la diputada Cristina Olvera Barrios dijo que se debe incentivar la instalación de sistemas de purificación de agua, supervisados por las autoridades de salud, en los centros de trabajo, instituciones públicas y establecimientos de comida.

Expuso que ante al creciente consumo de agua embotellada en el país, los gastos millonarios de producción y los problemas ambientales que implica el desecho del envase y etiquetado, es necesario implementar mecanismos para que la población tenga mayor acceso al agua potable.

La secretaria de la Comisión de Medio Ambiente y Recursos Naturales de la Cámara de Diputados, agregó que México es el principal consumidor de agua embotellada en el mundo, con una ingesta de 234 litros por persona al año.

Esto representa no solo un mayor deterioro ambiental por la cantidad de plástico que se desecha, sino mayores gastos en los ingresos de la ciudadanía.

La industria del agua embotellada genera ganancias por 13 mil millones de dólares anuales

De acuerdo con el Observatorio Hídrico de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), debido a la mala calidad en el servicio de agua potable, 81 por ciento de los mexicanos la adquieren embotellada, un desembolso de entre 5.0 y 10 por ciento de sus ingresos, aunque para los más pobres este gasto representa hasta 20 por ciento.

La representante de Nueva Alianza aseguró que, de acuerdo con el artículo 4 constitucional, el acceso al agua potable es un derecho humano que debe estar garantizado por el Estado mexicano, por lo que la población no tiene que estar realizando este gasto.

Recordó que a propuesta de Nueva Alianza, la Ley de Ingresos de este año contempló que parte de la recaudación del Impuesto Especial a las Bebidas Azucaradas sea destinado a ampliar la cobertura de los servicios de agua potable en localidades rurales y bebederos en escuelas públicas.

Dijo que se tiene registro de que durante la producción de aguas embotelladas por cada litro para beber se desperdician de siete a 10 litros más; además de la cantidad de energía y de emisiones de gases invernadero que se desprenden de su manufactura, lo que acarrea costos ambientales incalculables.

Ello, apuntó, sin contar que en el país de las 800 mil toneladas de pet que se producen cada año, sólo 15 por ciento se recicla y el resto va a la basura y puede tardar hasta 100 años en degradarse.

De acuerdo con datos del Banco Mundial, la industria del agua embotellada, que genera ganancias por 13 mil millones de dólares anuales, pasó de un mercado de mil millones de litros en 1970 a comercializar 84 mil millones de litros en todo el mundo en 2000.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios