16 de Noviembre de 2019

México

Trabajadores rocían insecticida a migrantes en Chiapas

Sin ser avisados, los integrantes de la caravana fueron 'fumigados' mientras descansaban.

Los empleados señalaron que realizaban la dispersión del gas para eliminar mosquitos portadores de dengue. (Vanguardia)
Los empleados señalaron que realizaban la dispersión del gas para eliminar mosquitos portadores de dengue. (Vanguardia)
Compartir en Facebook Trabajadores rocían insecticida a migrantes en ChiapasCompartir en Twiiter Trabajadores rocían insecticida a migrantes en Chiapas

Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- Trabajadores del municipio de Huixtla, Chiapas, rociaron insecticida en la zona donde descansaban migrantes de la Caravana Hondureña con el pretexto de evitar contagios de dengue. La fumigación se hizo sin ninguna protección, por lo que el gas, ligeramente tóxico, se expandió entre la gente que descansaba en el lugar.

De acuerdo a Vanguardia, en un video se puede ver cómo un grupo de trabajadores dispersaron el gas en las calles donde los migrantes se encontraban acostados y sentados en el piso. La fumigación se dio luego de que la Caravana Hondureña y la de Madres de migrantes desaparecidos se juntaron en el municipio de Huixtla.

También te puede interesar: Se mató tras asesinar a su ex en la Universidad de Utah

El gas que se roció es ligeramente tóxico por lo que no debe estar en contacto con la piel humana. Sin embargo, los trabajadores caminaban entre la gente rociándola sin ninguna medida de seguridad.

El insecticida envolvía a las personas que se encontraban descansando en la zona y caía también sobre sus pertenencias. Los fumigadores dijeron que el gas era para combatir las plagas del dengue que se transmiten por las picaduras de mosquito.

“Lo que se mira ofensivo es que justamente pasan por la orilla donde está la gente. Sería bueno que se fueran por en medio de la calle”, dijo uno de los migrantes que se encontraban en la zona.

Los hondureños también denunciaron que ni si quiera se les avisó para que al menos las madres con niños tuvieran oportunidad de alejarse de ahí. Denunciaron que un niño se estaba ahogando por el humo. La grabación ha causado indignación entre los usuarios de redes sociales e incluso los periodistas que se encuentran en la zona que consideraron que es un trato indignante.

A los migrantes todavía le restan más de mil 600 kilómetros para el cruce fronterizo más cercano en la ciudad de McAllen, Texas, y más del doble para el lejano cruce entre Tijuana y San Diego.

Una clínica médica móvil se estacionó en la plaza ayer por la mañana para atender a los migrantes. El trabajador municipal Daniel López dijo que la comunidad les ofreció alimentos y agua, así como analgésicos y líquidos de rehidratación. Agregó que algunos niños tenían fiebre.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name