22 de Enero de 2018

México

Miseria, la mano que mece a autodefensas

Bruno Plácido Valerio, de la Unión de Pueblos, llama al gobierno a evitar la confrontación y mejor trabajar unidos contra el crimen.

Grupos de autodefensa patrullan diferentes municipios del estado de Guerrero. (agencias)
Grupos de autodefensa patrullan diferentes municipios del estado de Guerrero. (agencias)
Compartir en Facebook Miseria, la mano que mece a autodefensas Compartir en Twiiter Miseria, la mano que mece a autodefensas

Agencias
IGUALA, Gro.-La miseria y el hambre son la mano que mece la cuna de la policía comunitaria en Ayutla de los Libres, afirmó Bruno Plácido Valerio, dirigente de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG).

Según una nota de Milenio publicada este domingo, al encabezar una marcha de más de cinco mil participantes en apoyo a los grupos de autodefensa, señaló que éstos se deben “a la desesperación de los ciudadanos que durante tanto tiempo han sido abandonados. El hambre y la miseria es la mano que mece esa cuna”.

De esa manera respondió a los señalamientos que en días recientes hicieron Fausto Lozano, comandante de la novena Región Militar, y Manuel Mondragón, comisionado nacional de Seguridad Pública, quienes afirmaron que los guardias civiles en algunas regiones de Guerrero no son espontáneos, sino que hay “una mano que mece la cuna”.

El jefe militar rechazó que la guerrilla se encuentre detrás de estas guardias, y puntualizó que ya aplican medidas para evitar la proliferación de civiles armados.

Puntualizó: “Esta gente tiene que entender  que está fuera de la ley”.

Ayer, minutos antes de encabezar la marcha, Plácido Valerio exigió al gobierno federal que en lugar de confrontarlos, primero los llamen al diálogo y la coordinación, a fin de que conozca el origen del movimiento de autodefensa.

Señaló: “Esta es una marcha para decirle al gobierno federal la inconformidad que tenemos con el secretario de Seguridad Pública (sic), Mondragón, y responderle quién es la mano que mece la cuna. Y decirle que la cuna no la mece nadie más que el grito desesperado de los ciudadanos al ser abandonados de las políticas públicas y discriminados por el Estado mexicano”.

El funcionario debe entender que la confrontación no resuelve nada, por lo que mejor deberían unirse para resolver los problemas de las comunidades y los municipios de Guerrero, agregó.

Exigió a Mondragón y Lozano que den nombres, porque “lo que digan tiene que decirlo con responsabilidad para que nos señalen quién está atrás de los movimientos de autodefensa. Aquí hay ciudadanos de todos los partidos, de todos los colores. Entonces no veo yo quién esté detrás de este asunto”.

—¿Quién está atrás de ustedes? —le preguntaron los reporteros.

—El pueblo está desesperado. En todo es la gente y es un movimiento de dignidad. Aquí nadie da dinero, todo son cooperaciones por ellos mismos, es algo de mucha dignidad. El problema no es de número, son las causas por las que estamos protestando —respondió.

—¿Cuál es el origen de este movimiento?

—El origen por el que estamos protestando es el olvido, la pobreza, y eso tiene que ser sancionado por las autoridades que tienen que sacarnos de la pobreza y no lo han hecho.

Aseguró que la UPOEG en ningún momento plantea la confrontación con las autoridades legalmente establecidas, ya que su origen fue motivado por las omisiones que cometieron los tres niveles de gobierno y que permitieron que la delincuencia se saliera de control, lo que se agravó, dijo, severamente en los dos sexenios recientes.

La autodefensa, agregó, tiene el respaldo de las poblaciones en las que opera y solo responde al interés de garantizar la integridad de sus habitantes  de comunidades.

Por eso, llamó a mantener la comunicación con las autoridades, pero aclaró que de ninguna manera asumirán una actitud de sumisión, ya que la coordinación siempre estará sujeta al respeto mutuo.

En la marcha participaron contingentes de la Región Centro, Montaña y Costa Chica con el argumento de que las autodefensas no tienen vínculos con grupos de delincuentes ni expresiones subversivas.

Durante el acto, elementos de la Policía Comunitaria detuvieron a un hombre que se burlaba y lanzaba improperios contra los manifestantes, y fue entregado a la Policía Preventiva por ingerir bebidas en la vía pública.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios