16 de Diciembre de 2017

México

Abuelita intentó salvar a Sara pero los perros la mataron

El Ministerio Público podría demostrar que se trató de un homicidio culposo.

Los pitbulls permanecen en el Centro Canino de Coyoacán, de acuerdo con la Policía capitalina. (Excelsior)
Los pitbulls permanecen en el Centro Canino de Coyoacán, de acuerdo con la Policía capitalina. (Excelsior)
Compartir en Facebook Abuelita intentó salvar a Sara pero los perros la mataronCompartir en Twiiter Abuelita intentó salvar a Sara pero los perros la mataron

Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- Existe la posibilidad de imputar el delito de homicidio culposo al dueño de los dos perros pit bull que el miércoles mataron a Sara dentro del domicilio de la menor, en la colonia San Pablo Tepetlapa de la delegación Coyoacán.

Ángel Brito, profesor de Derecho en la UNAM y en la Escuela Libre de Derecho, detalló que aunque todo apunta a que la muerte de la niña de tres años derivó de un accidente, el Ministerio Público podría demostrar que se pudo haber prevenido y fincar responsabilidad penal, informó Excelsior.

Puede existir la responsabilidad al momento de tener un descuido y que produjo como resultado lesiones o la muerte a una persona, el imputado sería el dueño”, detalló el catedrático.

También te puede interesar: Perros matan a niña en Coyoacán; el dueño rinde su declaración

Ejemplificó que el dueño pudo haber ordenado a la trabajadora doméstica que sacara a los perros de sus jaulas, pero restringidos con un bozal, previendo que habría niños en la casa. La pena que podría alcanzar sería máxima de cinco años de prisión.

No obstante, precisó que como se trata de un delito culposo caben soluciones alternativas. “Es decir, un acuerdo reparatorio, una suspensión provisional y no necesariamente tendría que irse hasta sentencia”.

“Es decir, un acuerdo reparatorio, una suspensión provisional y no necesariamente tendría que irse hasta sentencia”.

El dueño de los animales declaró a las autoridades que los perros que tenía en su casa no eran criados para su venta, estaban en buenas condiciones de salud y nunca habían atacado a nadie.

En tanto, la Fiscalía Desconcentrada en Coyoacán analiza las responsabilidades de las personas involucradas en los hechos que derivaron en la muerte de Sara.

En la carpeta de investigación se detalla que la empleada doméstica de la casa ubicada en Museo 51 sacó a pasear a unos perros que estaban enjaulados. En ese momento la abuela de la menor se dirigía a la salida del domicilio con la niña y su hermanito de cuatro años.

Fue en ese instante que un pitbull se lanzó contra los niños y la mujer. La abuela alcanzó a proteger a su nieto, pero el perro le arrebató a Sara, que junto con otro can la empezó a morder. Los abuelos llegaron desde Francia hace unos días para visitar a sus nietos. Son padres del papá de Sara, quien aunque también es francés, cuenta con una residencia permanente al estar casado con una mexicana. El día de la tragedia se alistaban para llevar a los niños a Xochimilco y estaban al cuidado de los niños, ya que los padres se habían ido a trabajar.

Por otra parte, los pitbulls permanecen en el Centro Canino de Coyoacán, de acuerdo con la Policía capitalina.

El cuerpo de la menor fue entregado la madrugada de ayer a sus familiares, después de practicarle la necropsia y determinar las causas de su muerte. De acuerdo con fuentes de la Procuraduría de Justicia, la niña murió a causa de un traumatismo craneoencefálico, facial y de estructura anatómica del cuello.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios