25 de Septiembre de 2018

México

¿Sabes cómo comprar pescados y mariscos frescos?

Profeco ofrece una guía para adquirir productos del mar y destaca algunas consideraciones para saber si están en buen estado.

Recomiendan comparar los precios en distintos establecimientos para no pagar más por el mismo producto. (Archivo/Notimex)
Recomiendan comparar los precios en distintos establecimientos para no pagar más por el mismo producto. (Archivo/Notimex)
Compartir en Facebook ¿Sabes cómo comprar pescados y mariscos frescos?Compartir en Twiiter ¿Sabes cómo comprar pescados y mariscos frescos?

Agencias
MÉXICO, D.F.- Durante esta temporada los consumidores recorren mercados y centros comerciales en busca de pescados frescos y de buena calidad.

Por ello, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) ofrece una guía para adquirir estos productos perecederos y destaca algunas consideraciones para reconocer el buen estado de los pescados y mariscos.

Color y brillo: Los pescados deben tener ojos brillantes, no sumidos, ni opacos o blancuzcos, su aspecto debe ser húmedo, su piel brillante y con las escamas bien adheridas a la piel, de tener agallas éstas deben ser rosadas o rojizas.

Firmeza: Para identificar la frescura de los filetes de pescado, la carne de éstos debe sentirse firme al tacto y al oprimirse no debe quedarse sumida, ni deshacerse al frotarla.

¿Y los mariscos?

El caparazón de éstos debe ser duro, mientras que en el cangrejo, jaiba o langosta es necesario verificar que sus tenazas, al ser estiradas, regresen a su posición original.

El camarón: debe mantener la cabeza y patas firmes al cuerpo sin que se desprendan fácilmente; además es importante observar que no tengan anillos negros o grisáceos en la superficie del cuerpo.

Las almejas: Deben estar completas, bien cerradas y al golpearlas entre sí se debe escuchar un sonido hueco.

Olor: El olor debe ser suave, si desprende aroma a amoniaco significa que ha entrado en proceso de descomposición.

Temperatura: La selección de los pescados y mariscos debe  hacerse hasta el final de las compras, para no estarlos paseando en el carrito, y una vez en casa se deben colocar en el refrigerador o el congelador inmediatamente.

Caducidad: Según sea el tiempo en el que se planea consumirlos, el tiempo estimado después de la compra es de tres días en refrigeración. En caso de comprar estos productos empaquetados, se tendrá que verificar su fecha de caducidad.

Precios: El organismo recomendó comparar los precios en distintos establecimientos para no pagar más por el mismo producto.

(Con información de Notimex)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios