14 de Diciembre de 2018

México

Que Morena rebase al PRD, una 'fantasía' de AMLO: Carlos Navarrete

El exsenador descarta que se vaya a dar una migración de militantes hacia la organización encabezada por López Obrador.

Carlos Navarrete dice que el PRD tiene miles y miles de adeptos en todo  el país y sigue representando la causa de muchos mexicanos, "no veo ninguna posibilidad de que el PRD sea desplazado". (Javier Ríos/Milenio)
Carlos Navarrete dice que el PRD tiene miles y miles de adeptos en todo el país y sigue representando la causa de muchos mexicanos, "no veo ninguna posibilidad de que el PRD sea desplazado". (Javier Ríos/Milenio)
Compartir en Facebook Que Morena rebase al PRD, una 'fantasía' de AMLO: Carlos NavarreteCompartir en Twiiter Que Morena rebase al PRD, una 'fantasía' de AMLO: Carlos Navarrete

Daniel Venegas/Milenio
MÉXICO, D.F.- Creer que un partido recién formado puede convertirse en primera fuerza política para 2015 es “una fantasía”, aseguró el aspirante a la dirigencia nacional del PRD, Carlos Navarrete, quien además negó que Morena pueda desplazar al PRD al frente de la izquierda mexicana.

En entrevista con MILENIO, el exsenador se refirió a las declaraciones del presidente del Consejo Nacional de Morena, quien aseguró que esa organización, una vez que obtenga su registro como partido, se convertirá en 2015 en la principal fuerza política en México.

Navarrete señaló que su partido está “enraizado en la sociedad mexicana, el PRD no surgió por la ocurrencia de un dirigente, surgió como un fenómeno social en 1989 y durante estos 25 años ha dado memorables batallas políticas y sociales”

El PRD, insistió, “es un partido que tiene miles y miles de adeptos en todo  el país y sigue representando la causa de muchos mexicanos, por tanto, no veo ninguna posibilidad de que el PRD sea desplazado.

Por ello consideró “imposible que un partido recién formado se convierta en la primera fuerza política nacional, ésa es una fantasía. No veo que Morena tenga condiciones para desplazar al PRD de su condición de principal partido de la izquierda.

Además, al preguntársele si prevé una migración de militantes del PRD hacia la organización encabezada por López Obrador, dijo que eso ya ocurrió “y, según las cifras, Morena está registrando un padrón de 400 mil afiliados al IFE, el PRD está presentando un padrón de más de tres millones de afiliados, no veo la sangría”.

—¿De ser el próximo presidente del PRD, buscará establecer alianzas con Morena?

—Pues sí, pero yo no insisto en eso, son otros compañeros lo que están haciendo los llamados. Yo respeto que los hagan, pero la respuesta que han tenido ha sido bastante grosera. Yo creo que el PRD tiene que apostarle a su capacidad propia, a su vinculación con la gente, a la representación que tiene ahora. Tiene que aprovechar sus fortalezas internas. Y el tema de la unidad siempre es importante, pero ese se dará después de 2015.

El PRD "es lo más valioso que tiene la izquierda mexicana, lo más valioso que ha construido en 27 años", según Navarrete

“El nuevo partido no puede aliarse, la ley se lo impide, los otros partidos andan buscando su registro desesperadamente. Tienen que ir solos a buscar su 3 por ciento, ojalá lo logren, pero en este país quienes quitan y dan registros son los electores. Nosotros iremos a consolidar al PRD como una opción atractiva para la gente.”

—¿Alianzas con Andrés Manuel, ni siquiera en 2018?

—Ya veremos, está muy lejos el 2018.

El también exsecretario del Trabajo del Gobierno del Distrito Federal detalló que a pesar de que aún no inicia el periodo de campaña rumbo a la presidencia nacional del PRD, ha visitado ya 22 estados y ahí los perredistas le han expresado, entre otros temas, su preocupación por que se logren “mayores grados de unidad. La disputa interna lastima mucho a los actores partidarios”.

Ante las críticas que el también aspirante a la dirigencia perredista  Marcelo Ebrard ha hecho de la actuación de la dirigencia nacional por su participación en el Pacto por México y la impugnación que realizó contra los resolutivos del Congreso Nacional, dijo: “No creo que nadie tenga la menor posibilidad de ser dirigente del PRD desde una posición de descalificación total”.

Señaló que aunque respeta la postura del exjefe de Gobierno del Distrito Federal, no la comparte, “insisto y me parece que sería muy útil que todos cuidáramos nuestros términos y expresiones públicas”.

Dijo que si alguno de los aspirantes estuviera haciendo una apuesta para debilitar al PRD y así ganar puntos personales, se está equivocando. “Con un PRD débil nadie gana, ningún dirigente sale victorioso, necesitamos un PRD unido, desplegado en 2015 con propuesta política”.

Navarrete reconoció que los aspirantes están expuestos al desgaste en caso de que la elección de la dirigencia nacional se lleve a cabo hasta julio o agosto, en espera de que sean avalados sus nuevos estatutos y de que transcurra el plazo legal para poder emitir la convocatoria, por lo que consideró necesario un gran acuerdo de unidad.

Sin embargo, descartó que se tenga que formar un documento, pues es suficiente con la “voluntad política de los contendientes”.

 Dijo que existe un riesgo de que la elección se prolongue por demasiado tiempo “y entonces la disputa interna se tense, tanto en la Ciudad de México como en los territorios estatales. Entre más pronto mejor. También tengo la confianza de que el PRD no prolongue por demasiado tiempo esta renovación de sus cuadros y que en un tiempo prudente, ojalá no hasta julio o  agosto, pudiéramos tener la renovación municipal, estatal y nacional”.

Señaló que siempre es necesario “un gran acuerdo” para cuidar al PRD, pues “es lo más valioso que tiene la izquierda mexicana, lo más valioso que ha construido en 27 años.

“Hay que cuidar al PRD, hay que orientar bien las cosas para que no se desborden las pasiones, para que no haya encontronazos que nos debiliten”.

Consideró que los aspirantes a la dirigencia perredista deben dialogar, pues “no son enemigos”, y en ese sentido adelantó que en los próximos días buscará establecer contacto con Carlos Sotelo y Ebrard.

Sostuvo que convertirse en el próximo presidente perredista lo ve con mucha viabilidad, “con todo respeto para mis compañeros que están buscando el mismo cargo. El diálogo que tengo con todos los gobernadores del PRD y el jefe de Gobierno me da confianza. No digo que los otros candidatos no tengan su peso, pero estoy viendo ya con mucha certeza la posibilidad y, por tanto, tengo que ponerme a trabajar ya con los líderes locales en la siguiente etapa”.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios