20 de Octubre de 2018

México

Cuelga la sotana y va por la alcaldía

El religioso Iván de Jesús Bernal es la única esperanza para los habitantes de Agua Prieta para romper con un 'cacicazgo'.

El padre Iván de Jesús es reconocido por su labor a favor de los inmigrantes que cruzan Sonora rumbo a Estados Unidos. (elimparcial.com)
El padre Iván de Jesús es reconocido por su labor a favor de los inmigrantes que cruzan Sonora rumbo a Estados Unidos. (elimparcial.com)
Compartir en Facebook Cuelga la sotana y va por la alcaldíaCompartir en Twiiter Cuelga la sotana y va por la alcaldía

Agencias
HERMOSILLO, Sonora.- El sacerdote y activista mexicano Iván de Jesús Bernal pidió permiso a la jerarquía católica para dejar su cargo y se dispone a postularse como candidato a alcalde en la ciudad de Agua Prieta, Sonora.

"Me han pedido un servicio de la sociedad de tres años, y estoy en tiempo de discernimiento", afirmó el religioso, quien es visto como la única esperanza de romper con una especie de cacicazgo de parte del actual alcalde y su esposa, ambos denominados por la oposición "la pareja imperial", según informa Ansa Latina.

Bernal, hijo de un empresario y simpatizante de la Teología de la Liberación o "Iglesia de los Pobres", ha cobrado notoriedad por su activismo en favor de los migrantes que pasan a diario por su ciudad rumbo a Estados Unidos en busca del "sueño americano".

El cura de 37 años es director del Centro de Atención a los Migrantes Exodus (CAME), un albergue que atiende cada día a más de 50 personas junto a la parroquia La Sagrada Familia de Jesús.

El 31 de mayo sus superiores le otorgaron un permiso indefinido para dedicarse de lleno, según él mismo afirma, "a buscar el cambio de conciencia en la población y defender a los migrantes".

 Aunque rechaza que le motiven las aspiraciones políticas, algunos sectores de la oposición le han propuesto que se postule a la alcaldía para romper el monopolio de dos décadas de una sola familia, Los Terán.

El dato

La Constitución Mexicana establece que los ministros religiosos, tales como sacerdotes, obispos y monjas, no tienen derecho a ser votados, pero sí a votar.

El artículo 130 indica que tampoco pueden asociarse con fines políticos, ni realizar propaganda en favor o en contra de ningún candidato, partido o grupo político.

Asimismo, señala que los dirigentes religiosos no podrán manifestarse en reuniones públicas ni en actos de culto contra las leyes del país o sus instituciones ni agraviar los símbolos nacionales.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios