25 de Septiembre de 2018

México

Saldrá muy cara la salud en México

El gasto en ese rubro abarcará más de 10% del Producto Interno Bruto hacia 2020: Cgdev

Ante la creciente población mexicana mayor de 65 años, el gasto en salud podría pasar del 7 al 10% del PIB. (SIPSE/Foto de contexto)
Ante la creciente población mexicana mayor de 65 años, el gasto en salud podría pasar del 7 al 10% del PIB. (SIPSE/Foto de contexto)
Compartir en Facebook Saldrá muy cara la salud en México Compartir en Twiiter Saldrá muy cara la salud en México

Agencias
MÉXICO, D.F.- El gasto en salud aumentará de forma significativa cada año por la creciente población mayor de 65 años, lo que puede ocasionar presiones fiscales, en especial con periodos de volatilidad económica, así como en un ambiente de menos ingresos —como la caída de los precios del petróleo—, advierten especialistas.

De acuerdo con los Indicadores de Desarrollo 2015 del Banco Mundial, México destina casi 7 por ciento de su producto interno bruto (PIB) a su sistema de salud, pero según proyecciones del Centro para el Desarrollo Global (Cgdev, por su acrónimo en inglés) —con sede en Washington—, el gasto en salud en el país puede superar 10 por ciento del PIB antes de que termine la década, lo que ejercería presión a las finanzas del gobierno en un clima de bajos ingresos, informa Milenio.

“En el mediano y largo plazos, con una transición demográfica (envejecimiento de la población) que lleva de la mano una transición epidemiológica (de enfermedades crónicas), por supuesto que hay grandes riesgos en los sistemas de salud pública que se deben atender desde ahora, especialmente si se habla de un presupuesto base cero”, opinó Héctor Villarreal, director del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

El Cgdev recomienda implementar políticas públicas para disminuir los costos en el sector, como programas para reducir el tabaquismo o enfermedades como hipertensión, además de incrementar sustancialmente la participación laboral a fin de elevar las aportaciones al sistema de seguridad social —ya que México cuenta, además, con un nivel de informalidad cercano a 60 por ciento de la población económicamente activa.

Cálculos del Cgdev revelan que si la cantidad de fumadores aumenta 25 por ciento en los próximos 25 años, el gasto en el sector salud aumentará 1 por ciento del PIB anualmente, mientras que una reducción de 25 por ciento en la participación laboral en el mismo periodo —debido al aumento de la población de adultos mayores — elevará el gasto en salud 4 por ciento anual.

En riesgo la calidad de servicios de salud

El centro de investigación advirtió en un estudio sobre el gasto en salud de Brasil, México y Chile, que en caso de experimentar periodos de volatilidad financiera —como son crisis económicas— o periodos de menores ingresos presupuestarios —como la caída de las exportaciones petroleras—, el gobierno podría empezar a invertir a un nivel inferior a la demanda de servicios, lo que empeoraría su calidad.

Ahora uno de los problemas del gasto en instituciones como el IMSS y el Issste es que las aportaciones de los trabajadores no alcanzan a cubrir su costo de operación, debido al alto costo de las pensiones de trabajadores jubilados, por lo que el gobierno tiene que subsidiar su funcionamiento, lo que ejerce presión en el erario.

De enero a mayo de este año las pensiones que otorgan el IMSS y el Issste se ubicaron en 179 mil 437 millones de pesos, un aumento de 11 por ciento respeto al mismo periodo del año pasado, de acuerdo con el último informe de las finanzas públicas de la Secretaría de Hacienda.

En tanto, los ingresos de esas instituciones, que son las aportaciones laborales, alcanzaron 138 mil 101 millones de pesos, por lo que el gobierno federal tuvo que erogar 204 mil 694 millones de pesos para mantenerlas en funcionamiento, 11 por ciento más que en el mismo lapso de 2014.

México se encuentra en el lugar 143 de 196 países donde las familias aportan de su propio dinero para cuidar su salud, de acuerdo con indicadores del Banco Mundial. En el país, 44 por ciento de la cobertura en salud es a través de las aportaciones de las propias familias, sin recibir asistencia por parte del sistema de seguridad social, un nivel alto comparado con el 18.6 por ciento promedio de aportación a escala mundial. 

Aportaciones

México se encuentra en el lugar 105 de 196 países que más aportan a su sistema de salud, según los indicadores del Banco Mundial, situándose entre Lituania y Bielorrusia, y por debajo del promedio mundial, que se ubica en 9.9% de su PIB, según cifras de 2013.

La Organización Mundial de la Salud advierte que entre 20 y 40% de los recursos en salud son mal aprovechados, debido a distintos factores como ineficiencia en el gasto, y la segmentación de programas.
4/7/2015 La salud costará más de 10% del PIB hacia 2020 ­ Grupo Milenio

Para 2016 el gobierno federal anunció recortes presupuestales por casi 135 mil millones de pesos para compensar la caída de 40 por ciento de los ingresos petroleros.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios