24 de Junio de 2018

México

Su mamá quería que fuera médico porque “el mar es para hombres”

Gloria es una de las 18 mujeres que cumplirán una travesía de siete meses en el buque escuela velero Cuauhtémoc.

El buque escuela velero Cuauhtémoc cuenta con 250 tripulantes. (Archivo Notimex)
El buque escuela velero Cuauhtémoc cuenta con 250 tripulantes. (Archivo Notimex)
Compartir en Facebook Su mamá quería que fuera médico porque “el mar es para hombres”Compartir en Twiiter Su mamá quería que fuera médico porque “el mar es para hombres”

Ignacio Alzaga/Milenio
VERACRUZ, Veracruz.- Menudita, con deseos de conocer el mundo, como para “beberse el mar entero”, Gloria Carolina tiene un entusiasmo que brota y contagia.

Contrasta con la tristeza de quienes desde el puerto ven partir al buque escuela velero Cuauhtémoc y a sus 250 tripulantes.

Sus 19 años y dedicación para llegar a este navío —considerado el más emblemático de la Secretaría de Marina— podrían explicar su energía, esa que no se disipa aun cuando está a punto de iniciar, bajo un cielo nublado, un periplo de siete meses, 242 días en los que navegará 22 mil 14 millas.

Con viento a favor o en contra, Gloria Carolina Cházaro deberá llegar a 17 puertos de 14 países en el crucero de instrucción Europa 2013, que tiene una sola misión: formar marinos mexicanos.

Gloria Carolina, quien dice que su mamá quería que fuera médico porque “el mar es para hombres”, forma parte de un grupo de 18 mujeres, entre oficiales, cadetes, clases y marinería, que integran la tripulación al mando del capitán de navío Juan Carlos Vera Minjares, comandante del buque escuela velero Cuauhtémoc BE-01.

“Tengo tantas ganas de aprender que me bebería un mar entero de conocimiento (…), desde que tenía 11 años quise ingresar a la Heroica Escuela Naval, mi mamá decía que esto no es para mujeres, que debemos ser un poco más delicadas, yo les he demostrado que esto es bonito, les gusta y están orgullosos de mí, vinieron ahorita a despedirme y están muy contentos”, expresó.

Originaria de Orizaba, platica que su padre siempre la ha apoyado en todo lo que ha hecho, pero su ejemplo a seguir es su hermano, quien se graduó en el Cuauhtémoc.

Una de las metas de esta joven es llegar a ser almirante, y es posible que ascienda. El actual comandante del navío sirvió hace años como cadete del buque escuela al que se le conoce como Embajador y Caballero de los Mares, por el mensaje de paz que lleva en cada una de sus travesías.

Por ahora comenta que extrañará mucho a su familia y también a su novio: “Él dice que me va a estar esperando cuando regrese, eso espero yo también”.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios