13 de Diciembre de 2017

México

Madre y abuelos envenenan a tres niños y a sí mismos

Los cuerpos fueron encontrados la noche del 6 de junio; una mujer de 60 años de edad sobrevivió.

Tres menores fueron envenenados por su madre y abuelo, quienes se suicidaron, la noche del martes. (Excélsior)
Tres menores fueron envenenados por su madre y abuelo, quienes se suicidaron, la noche del martes. (Excélsior)
Compartir en Facebook Madre y abuelos envenenan a tres niños y a sí mismosCompartir en Twiiter Madre y abuelos envenenan a tres niños y a sí mismos

Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- Los padres de Mireya 'N' planearon junto con su hija la muerte de ellos mismos y de sus tres nietos, luego de que el padre de los menores, acusado de abusos contra su propia familia, ganó la custodia.

Una nota hallada en el domicilio de la colonia San Jerónimo Lídice, donde estaban los cuerpos, fue escrita por el abuelo, Enrique Agraz, y estaba dirigida a otro de sus hijos, también de nombre Enrique, publica Excélsior en su portal web.

Nos tomamos un coctel de pastillas molotov, si no nos hizo a tu mamá y a mí daño, un tiro a cada uno con la 25 Quique”, tu papi.

También te puede interesar: Hallan a una familia muerta dentro de su casa

Fuentes cercanas a la investigación del caso explicaron que la nota estaba dirigida a un hermano de Mireya, y presuntamente no tenía conocimiento de los planes de sus padres y de su hermana.

Mireya denunció en octubre pasado, con Francisco Zea, en Imagen Televisión, que su niño comenzó a mostrar signos de violencia sexual desde los tres años.

La sustancia que ingirieron aún es desconocida. El mismo medicamento fue suministrado a los menores. La decisión del suicidio se habría tomado tras el resultado desfavorable de un juicio de guarda custodia con el exesposo de Mireya.

El hecho ocurrió la noche del martes y los cuerpos fueron hallados por un empleado de la familia, que fue contactado por Enrique, luego de que éste estuvo marcando por teléfono y nunca le contestaron.

Dentro del domicilio, en San Bernabé, San Jerónimo Lídice, delegación Magdalena Contreras, yacían los cuerpos del niño de nueve años y las gemelas de seis.

Ahí estaban también los cuerpos de la mamá de los menores, Mireya, y del abuelo, Enrique, de 70 años. La abuela, Rosa María, de 60, sobrevivió. Al cierre de esta edición aún estaba grave.

En los cuerpos de los menores había una biblia acomodada entre sus manos.

Enrique, hermano de Mireya, explicó que hace año y medio ella terminó su relación conyugal con Leopoldo, a quien acusó de hacerles tocamientos a las niñas, lo cual no fue comprobado por las autoridades.

Médicos del Instituto de Ciencias Forenses establecieron el deceso como congestión visceral generalizada, por lo que solicitaron estudios histopatológicos y de sangre para toxicológicos, y determinar la sustancia que ingirieron. Ya se les practicó la necropsia.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios