17 de Julio de 2018

México

Hombre más obeso del mundo no tenía cura

La obesidad del regiomontano Manuel Uribe era irreversible, según un especialista; odisea para conseguir permiso de cremación.

El subdirector del Hospital Universitario de Nuevo León, Edelmiro Pérez, aseguró que la obesidad mórbida que tenía Manuel Uribe Garza “era irreversible”. (nydailynews.com)
El subdirector del Hospital Universitario de Nuevo León, Edelmiro Pérez, aseguró que la obesidad mórbida que tenía Manuel Uribe Garza “era irreversible”. (nydailynews.com)
Compartir en Facebook Hombre más obeso del mundo no tenía curaCompartir en Twiiter Hombre más obeso del mundo no tenía cura

Agencias
MÉXICO, D.F.- El subdirector del Hospital Universitario de Nuevo León, Edelmiro Pérez, afirmó que la obesidad que sufría Manuel Uribe Garza, quien fuera considerado como el hombre más gordo del mundo y que falleció ayer, no era reversible.

En entrevista con Azucena Uresti para Milenio Televisión, indicó que la obesidad mórbida tiene un límite para ser tratada con cirugías, banda gástrica o by pass, sin embargo, “en una obesidad mórbida como ésta es irreversible”.

Precisó que si Manuel hubiera pesado máximo 200 kilogramos pudo haber sido candidato para ponerle el by pass, sin embargo pesaba 394 kg.

Tras varios inconvenientes para conseguir la cremación de Manuel en un lugar adecuado, finalmente se consiguió el permiso. 

Manuel Uribe falleció ayer a los 48 años de edad en el hospital Universitario a causa de una insuficiencia renal con falla cardiaca.

En 2007 recibió el Record Guinness por ser considerado como la persona más obesa del mundo, ya que pesaba 560 kilogramos.

Permiso especial para cremación

Luego de varias dificultades para conseguir dónde incinerar el cuerpo del regiomontano Manuel Uribe, finalmente el problema se resolvió, y alrededor de las 20:00 horas fue trasladado a un crematorio en el municipio de Santa Catarina, Monterrey.

Debido al peso y al volumen que presentaba y las características de quien fue catalogado como el hombre más obeso del mundo, en varios lugares no se le pudo dar el servicio a los familiares, incluso se dijo que para hacerlo se tendrían cortar en pedazos el cuerpo, lo que podía derivar en una multa de hasta un millón de pesos.

Gerardo Luna, abogado de Manuel Uribe, informó que con la ayuda del gobierno de Nuevo León finalmente se pudo conseguir un crematorio en la carretera a Saltillo.

"Imagino que se va a hacer una excepción a las reglas normales que se llevan para la cremación y nos acaban de dar la noticia de que ya está autorizado, particularmente (con ayuda) del gobernador directamente", dijo.

El cuerpo fue trasladado en una grúa desde el Hospital Universitario hacia el crematorio escoltado por Protección Civil de Monterrey y San Nicolás de los Garza.

Sus cenizas se entregarán mañana a sus familiares en una funeraria de Monterrey alrededor de las 11:00 horas y probablemente se realice una misa.

La primera vez que Meme (como lo apodaban) ingresó al hospital fue el pasado 20 de abril, para tratarse una úlcera.

El 2 de mayo regresó con más complicaciones, por lo cual fue intervenido quirúrgicamente.

Tras su fallecimiento, dos unidades de Protección Civil llegaron para bajarlo por una ventana y trasladarlo al anfiteatro.

Del anonimato a la escena mundial

Desde que se conoció públicamente el caso de Manuel Uribe Garza, el nicolaíta que pesaba 560 kilos y a quien se llegó a considerar el hombre más gordo del mundo, los nuevoleoneses lo adoptaron como un ícono de la ciudad y una figura pública.

Según archivos periodísticos, Uribe comenzó a presentar problemas de sobrepeso desde su infancia, pero según declaró en una ocasión, en ese entonces no era nada alarmante.

A partir de los 20 años inició con problemas más graves de salud, ante esto, las oportunidades de empleo para Meme fueron cada vez más escasas, lo que lo obligó a llevar una vida sedentaria.

El nicolaíta pasó años recluido en su domicilio en la colonia Las Puentes hasta que se conoció su caso.

A partir de que Manuel concedió su primera entrevista a un medio de comunicación, de inmediato se convirtió en figura pública, primero en Nuevo León, luego en todo el país y finalmente a escala mundial.

El canal Discovery Channel produjo un documental donde presentó a Manuel como “El hombre más pesado del mundo”, y que lo consolidó como una figura pública.

Fue en 2007 que oficialmente recibió el récord Guinness como la persona más obesa del orbe con 560 kilógramos de peso.

Su boda

En 2006 conoció a Claudia Solís, con quien dos años después contrajo nupcias, pues durante una entrevista aseguró que la mujer lo motivaba a vivir.

Su boda se realizó en el Club de Leones de Monterrey, donde se requirió la ayuda de un montacargas para trasladarlo.

Ante la expectativa que generó el acontecimiento, Discovery Channel realizó un segundo documental sobre la boda de Meme y Claudia.

Aunque médicos de distintos países se ofrecieron a tratar a Manuel, su caso fue difícil, pues lo máximo que logró bajar fue 250 kilos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios