15 de Octubre de 2018

México

Tribunal Electoral elimina a las 'juanitas'

Con el fallo del Tepjf se evita la discriminación de la mujer en cargos de elección popular, y que sus suplentes sean femeninos.

La participación de la mujer en la vida política, de una manera más activa y con equidad de género, quedó garantizada con el fallo del TEPJF. (eleconomista.com.mx)
La participación de la mujer en la vida política, de una manera más activa y con equidad de género, quedó garantizada con el fallo del TEPJF. (eleconomista.com.mx)
Compartir en Facebook Tribunal Electoral elimina a las 'juanitas'Compartir en Twiiter Tribunal Electoral elimina a las 'juanitas'

Agencias
MÉXICO, D.F.- La participación de la mujer en la vida política, de una manera más activa y con equidad de género, quedó garantizada con el fallo del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (Tepjf), que anuló legalmente la figura de las “juanitas”, que se prestaba a simulación y en los hechos a discriminación de la mujer en cargos de elección popular.

Así lo dijo a Notimex el presidente del Tepjf, Alejandro Luna Ramos, quien consideró como una fuente de derecho muy loable la decisión que obliga a los partidos políticos a colocar a un 40 por ciento de mujeres en sus propuestas a cargos de elección popular, y que sus suplentes sean también del sexo femenino.

Esta visión, dijo, aún se puede ampliar si prospera la propuesta del presidente Enrique Peña Nieto en el sentido de que la proporcionalidad aumente a 50 por ciento de hombres y otro tanto integrado por mujeres en las candidaturas partidistas a cargos como diputaciones, senadurías y otros que se compiten en las urnas.

El problema esencial, abundó, quedó eliminado cuando legalmente se puso un coto a la simulación por la que una mujer que ganaba la elección, luego pedía licencia para ser sustituida por su suplente del sexo masculino, a la manera que hizo popular el famoso “Juanito” de Iztapalapa.

Uno de los objetivos del Tribunal Electoral es que la población tenga la certeza y la confianza de que cuida la voluntad del pueblo expresado en las urnas

La resolución del tribunal fue que en las candidaturas, titulares y suplentes deben ser del mismo sexo.

Luna Ramos comentó que con ello el proceso jurídico de la democracia en México avanza de manera gradual.

En el caso de la nueva reforma electoral, aprobada por el Congreso, consideró que puede ser positiva, pero requiere todavía de la legislación secundaria y que el Tepjf quede facultado para actuar con una competencia sancionadora acorde con lo que señalan las leyes internacionales y las autoridades jurisdiccionales.

Mencionó el caso de las comunidades indígenas que eligen a sus autoridades por el método de usos y costumbres, lo cual se respeta atendiendo a su cultura y a un sistema de gobierno que data de la era prehispánica y que tienen muy establecido.

El presidente del Tepjf subrayó que no es fácil, dado que hay comunidades en las que no se respetan los derechos de la mujer a participar en cargos de mando, lo que contraviene la Constitución, entre ellos el hecho de que no tienen derecho a votar y mucho menos a ser votadas.

De manera gradual se ha tratado de sensibilizar a las etnias para que se ajusten a la Constitución y se han tenido algunos resultados satisfactorios.

Incluso, comentó que en entidades como Oaxaca, donde se pensaba que nunca iba a acontecer esto, se dio el caso de que una mujer no sólo fue electa por el voto de su comunidad sino que llegó incluso a ser diputada federal.

El magistrado insistió en que los avances son graduales pero firmes, y entre ellos mencionó la transparencia que el tribunal a su cargo cuida en todos los órdenes, tanto en su función de hacer respetar el voto ciudadano como de aplicar en forma correcta y transparente los recursos de que lo dota el erario público.

Se trata no sólo de ahorrar, sino sobre todo de que la ciudadanía este plenamente informada de cómo se gasta el dinero en la institución, subrayó Luna Ramos.

Uno de los objetivos del Tepjf, sostuvo, es que la población tenga la certeza y la confianza de que “nosotros cuidamos lo que se manifieste en las urnas; que haya seguridad plena de que nuestras sentencias siempre estarán apegadas a derecho y, en síntesis, que somos vigilantes de que su voto se respete”.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios