UNAM brinda atención médica a los animales afectados por el sismo

El hospital veterinario Banfield se ha solidarizado con las víctimas del temblor.

|
Se instaló un centro de acopio donde las personas donaron alimento para las mascotas afectadas. (Foto: Contexto/Internet)
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

Agencia
MÉXICO.- En el poderoso terremoto del pasado 19 de septiembre, nuestras mascotas también sufrieron ataques de pánico, algunas se lesionaron y otras quedaron enterradas entre los escombros para después ser rescatadas, indica UNAM Global en su portal.

Por ello, el Hospital Veterinario UNAM-Banfield brinda atención gratuita a todas las mascotas afectadas por el temblor, y también a los canes que participan en las labores de ubicación y rescate de víctimas.

En entrevista para UNAM Global, Adrián Rodríguez Granada, director administrativo del Hospital Veterinario UNAM-Banfield, explicó que también instalaron un centro de acopio donde las personas donaron alimento para las mascotas afectadas y también ayuda para todos los humanos que lo requieran.

Rodríguez Granada acotó que la convocatoria inició el mismo 19 de septiembre, con la idea de juntar víveres para mascotas. “Empezamos con cinco o seis bultos, y después tuvimos una gran respuesta, donde también juntamos víveres para humanos”.

La ayuda salió el viernes 22 al estado de Morelos, donde todavía existe una gran necesidad de ayuda, añadió el entrevistado.

Las mascotas

(Foto: Contexto/Internet)

“Recibimos a un pequeño mestizo que cayó de un sexto piso, podría ser que se lanzó por un ataque de pánico o porque se encontraba cerca del balcón y cayó debido al movimiento, no lo sabemos”, explicó el director del hospital.

El otro caso es muy conmovedor, se trata de una perrita llamada Nieve que estuvo todo el día bajo los escombros de una casa en la colonia Roma.

Después de ser rescatada, la trajeron de urgencias y entró directo a cirugía. “Esperamos que salga bien y se recupere pronto, para que pueda estar nuevamente con sus dueños”, enfatizó Rodríguez Granada.

Además, recibimos un par de perros brigadistas, que después del cansancio y de varias horas de trabajo estaban agotados. Los atendimos, les dimos suero y los reanimamos para que continuaran con su labor. En cuanto los atendimos, salieron para continuar con su ardua labor, concluyó.

Cargando siguiente noticia