17 de Julio de 2018

México

El amor no sabe de discapacidades

Francisco se casó con María de los Ángeles sin importar todos los tabúes que rodean a dicho padecimiento.

'Estoy con ella para toda la vida' aseguró Francisco al casarse con María de los Ángeles. (Excélsior)
'Estoy con ella para toda la vida' aseguró Francisco al casarse con María de los Ángeles. (Excélsior)
Compartir en Facebook El amor no sabe de discapacidadesCompartir en Twiiter El amor no sabe de discapacidades

Agencias
ZACATECAS, México.- Bien dicen que el amor no conoce límites... María de los Ángeles y Francisco son un matrimonio común como cualquier otro. Lo único diferente es que él tiene Síndrome de Down, y ella no.

Francisco es terapeuta para niños con síndrome de Down y sus ingresos serán el sustento para el hogar que ahora forma con María de los Ángeles.

Tras nueve meses de noviazgo, ellos rompieron las barreras sociales al protagonizar el primer matrimonio de un joven con Síndrome de Down con una mujer sin discapacidad en Zacatecas, informa Excélsior.

"Estoy muy contento por todo, porque estoy con ella para toda la vida”, dijo Juan Francisco Alvarado, novio y además terapeuta.

Para Francisco la vida no ha sido fácil, pero con el apoyo de su familia durante 32 años ha roto los límites impuestos por médicos especialistas.

"Cuando él nació decían que no iba a poder hablar, ni caminar, ni iba a poder hacer muchas cosas. Con el tiempo fue rompiendo todas esas barreras, todos esos tabúes y todas esas limitantes que le ponían. Tan es así que aquí está por su propia voluntad”, explicó María Esther de la Torre, orgullosa madre de Francisco.

María y Francisco, una vez comprometidos, tuvieron que luchar por el matrimonio y demostrar mediante varias pruebas clínicas ser capaces de afrontar de manera independiente su vida en pareja.

“Se hizo la investigación médica correspondiente y no hay ningún impedimento”, señaló Armando García, sacerdote de la Iglesia católica.

Un ejemplo

Francisco da terapias y apoya con su ejemplo a jóvenes y niños con síndrome de Down. Su actividad humana enamoró a María y ahora estos ingresos serán el sustento de su hogar.

“Encontró una buena persona, una buena mujer que lo entiende, lo comprende”, sostuvo la madre de Francisco.

Desde el punto de vista de la Iglesia católica, la unión de María y Francisco debe ser un ejemplo para que la sociedad brinde mayores oportunidades de integración a las personas con alguna discapacidad.

“La sociedad muchas veces no ve con buenos ojos este tipo de uniones ¿verdad?, incluso pues la sociedad en ese aspecto es dura.”

Como buena boda típica del Pueblo Mágico de Jerez, la celebración matrimonial se prolongó durante todo el fin de semana.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios