21 de Septiembre de 2018

Yucatán

Solventar caprichos de los hijos no garantiza su felicidad

La clave está en preparar a los menores para afrontar la vida, con sus momentos dulces y amargos.

Compensar la falta de tiempo con objetos materiales no garantiza su felicidad, advierten expertos en psicología. (Contexto/Internet)
Compensar la falta de tiempo con objetos materiales no garantiza su felicidad, advierten expertos en psicología. (Contexto/Internet)
Compartir en Facebook Solventar caprichos de los hijos no garantiza su felicidadCompartir en Twiiter Solventar caprichos de los hijos no garantiza su felicidad

MÉRIDA, Yucatán.- “Los padres de hoy ofrecen a sus hijos una pésima educación: compensan la falta de tiempo con objetos materiales que satisfacen caprichos, y evitan sufrimientos y todo lo que incomode al hijo. Creen que educar es dejar al hijo al aire, sin normas, ni reglas, ni deberes qué cumplir”, dijo David Canché Durán, Cirujano Pediatra y Maestro en Salud Pública.

El especialista comentó a Milenio Novedades que el suicidio de un niño conmueve a la sociedad hasta lo más profundo y que la educación actual debe estar basada “no en preparar a los niños para que no se suiciden, sino prepararlos para la vida con sus momentos dulces y amargos”.

Los niños y adolescentes no están preparados para manejar situaciones que los desestabilicen y la responsabilidad de detectarlo está en el hogar, ya que las instituciones educativas son sólo un complemento, no son responsables de lo que ocurra en la vida de los menores.

“Hemos fabricado una sociedad violenta, una sociedad consumista, alejada de valores humanos y espirituales, entonces la labor del hogar se torna todavía más difícil”.

También te puede interesar: Se retrasa la inauguración del hospital militar en Yucatán

Actualmente los niños tienen acceso a Facebook y otras redes sociales, muchas de estas sin ninguna restricción, y en caso de que algún menor cuente con una patología psicológica o psiquiátrica, el contenido visto en la red o la televisión, “puede ser el detonante para ponerlos en riesgo”, dijo.  

“La tasa de divorcios es hoy alta, los padres separados deben entender que ante todo y por encima de sus problemas personales, el futuro de sus hijos está en juego”, concluyó.

Por su parte, Diego Sánchez Uluac, psiquiatra del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) advirtió que el estrés en niños se ha incrementado, con respecto a generaciones anteriores.

Indicó que niños y jóvenes reciben actualmente diversos mensajes distorsionados de la realidad a través de los medios masivos de comunicación, especialmente de la televisión, videojuegos y redes sociales, y que estos pueden desencadenar problemas de autoestima.

 “Ante este panorama, es importante que los padres de familia estén al pendiente de los estados de ánimo que presenten sus hijos, ya que pueden resultar afectados por episodios depresivos. Es necesario atender los síntomas depresivos porque un niño que crece con estrés podría convertirse en un adolescente o joven con episodios depresivos muy fuertes, que pueden complicar su superación o, en el peor de los casos, derivar en tendencias o pensamientos suicidas”.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios