17 de Enero de 2018

Yucatán

Piden a dueños de casonas en riesgo rescatarlas

Existe un programa de remodelación conjunta de INAH y el Ayuntamiento de Mérida donde ellos ponen la mano de obra y el propietario el material.

Varios edificios de Mérida presentan severos daños estructurales, como la de la imagen, que ponen en peligro a los peatones. (Milenio Novedades)
Varios edificios de Mérida presentan severos daños estructurales, como la de la imagen, que ponen en peligro a los peatones. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Piden a dueños de casonas en riesgo rescatarlasCompartir en Twiiter Piden a dueños de casonas en riesgo rescatarlas

Jesús Mejía/SIPSE
MÉRIDA, Yucatán.- Representantes de asociaciones de defensa del patrimonio histórico se pronunciaron por llamar a los dueños de los poco más de 500 inmuebles en peligro de derrumbe del Centro Histórico a un programa de remodelación conjunta con el INAH y el Ayuntamiento de Mérida para resolver el problema de riesgo e inseguridad.

El presidente de la Asociación Yucateca de Especialistas en Restauración y Conservación del Patrimonio Edificado, Limbergh Herrera Balam, expuso la necesidad de que se tomen medidas con prontitud para rescatar los edificios antiguos que hoy representan un serio peligro para los meridanos.

Respaldó la posición del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) de mantener la fisonomía y estructura de los inmuebles de la zona considerada patrimonio histórico y llamó a los dueños a tomar conciencia de la necesidad de rescatar los edificios y a la Comuna procurar facilidades y programas para el salvamento y restauración.

Herrera Balam, quien se reunió la semana pasada con autoridades de la Dirección de Gobernación para conocer las condiciones en que se encuentran 29 de los inmuebles de alto riesgo, mismos que se encuentran tapiados, mencionó que dicha cantidad de edificios presentan fallas estructurales que requieren atención de los dueños.

Al respecto, la subdirección de Patrimonio Histórico de la Dirección de Desarrollo Urbano del Ayuntamiento de Mérida, reconoció que la mayoría de los inmuebles de perfil arquitectónico antiguo e histórico de la ciudad se encuentran en franco deterioro. 

Se pronunció a favor de la participación de los propietarios de los inmuebles para realizar las obras de salvamento y mantenimiento de los edificios, en una fórmula en la que los dueños pongan el costo de los materiales y el Ayuntamiento la mano de obra. “Algo parecido a lo que ocurre con el programa de fachadas”, indicó la especialista.

Limberg Herrera, en entrevista por separado, respaldó la idea siempre y cuando los trabajos de intervención en dichos inmuebles no sólo sea “cosmética”, en la apariencia, en las fachadas, sino que se trabaje en las estructuras y en el interior de los inmuebles para garantizar la seguridad de la construcción.

Nueva ley

El presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), Edgard Conde Valdés, urgió al Congreso del Estado analizar y aprobar la nueva Ley de Condominios para avanzar en la densificación urbana y terminar con la especulación del suelo, dispersión y el desorden en la edificación.

Se trata de procurar a Mérida y su zona conurbada un desarrollo urbano ordenado, en el que se trabaje en la densificación o aprovechamiento de espacios ociosos dentro de la mancha urbana.

Recalcó la importancia de una nueva ley de condóminos que propicie la concordancia entre las normas estatales y municipales en la materia y se ponga fin a las “lagunas” en el ordenamiento.

La CMIC apuesta al desarrollo habitacionales en sitios donde haya infraestructura de servicios, es decir, a la construcción de vivienda en áreas urbanas que ya cuentan con electricidad, agua potable, calles, banquetas y atención en la recolección de basura, indicó.

Se trata de evitar la construcción de fraccionamientos en sitios lejanos para evitar que los trabajadores realicen traslados de larga distancia en perjuicio de la economía de las familias, indicó en entrevista el dirigente de los empresarios de la construcción del estado.

Citó como ejemplo el desarrollo de Ciudad Caucel a partir de un plan maestro, ya que la zona cuenta con hospitales, escuelas, parques, centros deportivos y tiendas de autoservicio, lo que permite a los habitantes disponer de esos servicios y al mismo tiempo el crecimiento inmobiliario en reservas territoriales disponibles.

Aseguró que la CMIC está en la disposición de mantener el diálogo con los representantes del gobierno, organismos colegiados y asociaciones civiles para sumarse al desarrollo ordenado, equilibrado y sustentable de la ciudad de Mérida.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios