20 de Julio de 2018

Yucatán

Esta meridana fue víctima de una visita extraterrestre

Hace muchos años doña Maricela tuvo un encuentro con seres de otro mundo, quienes invadieron su casa y atacaron a su perro.

Maricela Soto Ortega dice que en 1968 fue víctima de una abducción extraterrestre. (Jorge Moreno)
Maricela Soto Ortega dice que en 1968 fue víctima de una abducción extraterrestre. (Jorge Moreno)
Compartir en Facebook Esta meridana fue víctima de una visita extraterrestreCompartir en Twiiter Esta meridana fue víctima de una visita extraterrestre

Jorge Moreno/ SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Uno de los casos más extraños con los que Enigmas se ha topado es el de la señora Maricela Soto Ortega, quien asegura haber sido raptada por seres de otro planeta. Ella dice que en 1968 fue víctima de una abducción. 

“Desgraciadamente, en esos tiempos era difícil hablar sobre estos temas, ya que la gente que se atrevía a hacerlo era tachada de loca”, dijo. 

Afirma que esto le ocurrió cuando vivía en una casa de la calle 68 entre 69 y 71, del centro de Mérida: “Eran como las cuatro de la tarde. Me encontraba sentada en mi cama, mi esposo lavaba los trastes, cuando vi que entró por mi ventana la luz del rayo y con ella unos niños.

"Digo que eran niños por sus rostros. Sus trajes eran plateados. Se acercaron hasta quedar como a medio metro de mí. Estaban hablando pero no entendía. Sus labios no se movían, hablaban con la mente...  En ese momento le dije a mi esposo: 'Mira éstos que vienen son extraterrestres', pero él me dijo: 'No es cierto, son ángeles, ponte a rezar'".

Doña Maricela los describió como seres de ojos azules, sin cejas ni pestañas, de nariz pequeña, boca chica, y sin pelo. Señaló que no sabía qué hacer ante la presencia de las extrañas criaturas, así que llamó a su perro para que los "correteara". 

Tal vez te intereseReportan que escultura de monaguillo tienen vida (video)

En ese momento los presuntos extraterrestres sacaron lo que aparentemente era una pistola, apuntaron hacia el animal e inmediatamente se disparó una luz roja que derribó al perro. 

Los extraños seres comenzaron a inspeccionar la casa mientras la señora Soto Ortega lloraba por su perro, y por su marido que parecía hipnotizado. Cuenta que después de esa experiencia intentó que algunos medios presentaran su historia pero nadie le hizo caso.

Dos años después Maricela sufrió otra experiencia parecida, la cual relata en el siguiente video:

 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios