16 de Diciembre de 2017

Yucatán

"Ganaron" $200,000 por pólizas falsas de seguro de auto

El dueño del puesto de refrescos donde se vendían se llevaba hasta 400 pesos diarios.

Cerca del módulo de canje de placas, en el norte de Mérida, un comerciante vendía pólizas de seguro "patito". El "negocio" se les cayó cuando una persona denunció, ante la justicia, el fraude. (Archivo/SIPSE)
Cerca del módulo de canje de placas, en el norte de Mérida, un comerciante vendía pólizas de seguro "patito". El "negocio" se les cayó cuando una persona denunció, ante la justicia, el fraude. (Archivo/SIPSE)
Compartir en Facebook "Ganaron" $200,000 por pólizas falsas de seguro de autoCompartir en Twiiter "Ganaron" $200,000 por pólizas falsas de seguro de auto

SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Uno de los responsables de vender falsos seguros para autos compareció ante el Ministerio Público, y aportó datos sobre cómo se generó el negocio ilegal, con el que decenas de propietarios de vehículos engañaron a las autoridades y obtuvieron sus placas nuevas.

Como informamos, se detectaron casos de pólizas clonadas de un agente de seguros cuya clave fue usada para expedir cientos de documentos apócrifos. El encargado de elaborar esos documentos Ángel V. C., ya compareció ante la agencia del Ministerio Público para explicar cuál era su papel en la compra-venta de los seguros vehiculares.

El "vendedor" tiene un "puestecito" en la parte posterior del estacionamiento del Centro de Convenciones Yucatán Siglo XXI, que se dedica a la venta de refrescos, golosinas y a sacar copias fotostáticas.

A ese lugar llegó, a principios de este mes, a bordo de una motoneta con el logotipo de la “Financiera Dinercap”, Alberto Palomo, quien le propuso que vendiera -en 400 pesos cada uno- seguros para autos y que recibiría una comisión de 20 pesos por cada póliza vendida. Le dijo que cada seguro tenía un mes de vigencia.

Si no has cambiado tus placas, prepárate para ocho horas de espera. Mira por qué

Modus operandi, en venta de seguros patito

Palomo explicó a Ángel lo que tenía qué hacer:

  • Solicitar una identificación oficial del interesado, tarjeta de circulación del vehículo.
  • Enviarle, vía Whatsapp, fotografías de los documentos.
  • Darle al cliente una hoja de cancelación -recibida previamente, vía correo electrónico- para que firmara.
  • Entregarle copia de la póliza al cliente.

Cada dos días, Alberto Palomo pasaba por el dinero recaudado, o Ángel lo depositaba en una cuenta bancaria.

Dijo que, al día, tramitaba de 15 a 20 pólizas, hasta que el 16 de junio, se le "acabó el negocio": una mujer llegó ante él y le exigió una explicación del por qué estaba usando su número de seguros.

Ángel se comunicó con Palomo para contarle lo sucedido, y éste le pidió disculpas y le explicó que la clave de la agente se la había dado un gerente de la aseguradora Quálitas. Palomo le pidió al vendedor que si le preguntaban por él, no lo "quemara", que les dijera que se llamaba "Alfredo Gómez".

El dato

Un cálculo hecho con los datos vertidos por Ángel revela que, en un mes, él tuvo ingresos de entre nueve mil y 12 mil pesos, mientras que Palomo, entre 180 mil y 200 mil pesos. Al día, las "ganancias" fueron de hasta 400 pesos para Ángel, y de 8 mil pesos para Palomo.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios