20 de Septiembre de 2018

Yucatán

La leyenda del 'huay peek' del parque de San Juan

Una condesa española llegó a Mérida con la con la intención de generar riquezas, sin embargo, terminó por huir aterrotizada.

En esta calle del barrio de San Juan era visto el 'huay peek' en la época de la colonia. (SIPSE)
En esta calle del barrio de San Juan era visto el 'huay peek' en la época de la colonia. (SIPSE)
Compartir en Facebook La leyenda del 'huay peek' del parque de San JuanCompartir en Twiiter La leyenda del 'huay peek' del parque de San Juan

SIPSE
MÉRIDA, Yucatán.- Don Otilio Martín, quien vive en el barrio de San Juan en el Centro Histórico, me preguntó sobre un brujo que habitó esta colonia y que se convertía en animal, pues recordó que de niño sus abuelos le contaban la historia de un “huay peek” que veían rondar en lo que hoy es el parque de la zona.

Investigando apareció información sobre un caso que ocurrió precisamente en ese barrio y que podría tener relación con lo que le contaban sus parientes, ya que es de la época de la Colonia. 

En esa época, tanto viajeros como personas acaudaladas, principalmente de origen español, decidieron vivir en la Nueva España para probar fortuna y aumentar sus riquezas por medio de las haciendas. 

Yucatán no fue la excepción y, por tanto, llegaron a Mérida personas de “alcurnia". 

Fue así como como llegó La Condesa "Victoria de Montemayor”, de quien se decía era de "sangre azul”, ya que descendía de la realeza, pero las malas lenguas comentaban que había asesinado a su marido en España y con su pequeña fortuna decidió venir a Mérida.

Tal vez te interese La Coronela: el caso de la familia 'maldita' de Ticul

Llegó acompañada solamente de tres empleados: su mayordomo, su ama de llaves y un esclavo africano; quienes se instalaron en una casa de lo que ahora es San Juan, y desde ese primer momento trató de presumir su “alto linaje”.

Se cuenta que organizó fiestas con el único fin de atrapar a algún acaudalado español, además de que contrató a varios sirvientes en su nueva casa, pero estos muy rápido renunciaban, pues afirmaban ver fantasmas.

Un día, sucedió lo inesperado, la Condesa desesperada llamó a gritos a su ama de llaves, y cuando ésta acudió en su auxilio le dijo que por su ventana entró un perro enorme con los ojos rojos y rasgos de humano. La descripción era como la de un "huay peek".

Fue tal el horror que sintió La Condesa que decidió regresarse a España, por lo que ordenó empacar todo (también se dice que el verdadero motivo era que no pudo encontrar galán millonario).

Dos días antes de la partida falleció… El reporte médico indicó que murió por un infarto, pero la ama de llaves, quien a la postre se quedó con todo, afirma que encontró el cadáver de su patrona con una mueca de terror en el rostro y varios rasguños en el cuerpo, dice que posiblemente el "huay peek" fue quien le había causado su muerte.

Y aunque no hay datos fidedignos que lo confirmen, se cuenta que esa casa, la cual fue demolida y encima se construyó otra, estaba ubicada frente del actual parque de San Juan.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios