16 de Octubre de 2018

Yucatán

Luto y cambios en la Iglesia Católica de Yucatán

Destacan labor de los recién fallecidos padre Jaime Guzmán Guzmán y presbítero Luis Canché Novelo.

Misa de cuerpo presente del padre Jaime Guzmán Guzmán, vicario parroquial de la iglesia de San Cristóbal en Mérida. (Juan Albornoz/SIPSE)
Misa de cuerpo presente del padre Jaime Guzmán Guzmán, vicario parroquial de la iglesia de San Cristóbal en Mérida. (Juan Albornoz/SIPSE)
Compartir en Facebook Luto y cambios en la Iglesia Católica de YucatánCompartir en Twiiter Luto y cambios en la Iglesia Católica de Yucatán

Martha Chan/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- La Arquidiócesis de Yucatán se encuentra de luto al fallecer dos de sus clérigos: el vicario de la Iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe, el padre Jaime Guzmán Guzmán y el presbítero Luis Canché Novelo, misionero del Espíritu Santo.

El padre Jaimito, como cariñosamente se le conocía, tenía 81 años y falleció la noche del viernes tras una dolencia de cinco meses de una enfermedad que se le complicó. El próximo mes cumpliría 51 años de sacerdote. Se desempeñó como vicario parroquial de San Cristóbal durante 30 años.

Su principal labor era atender a los enfermos y confesar, y se destacó por ser una persona obediente, discreta, humilde y siempre disponible para desempeñar su labor, informó monseñor Manuel Vargas Góngora, rector de la parroquia Guadalupana.

Para darle el último adiós al padre Jaimito llegaron decenas de fieles, que escucharon las emotiva misa concelebrada por el arzobispo de Yucatán, monseñor Emilio Carlos Berlie Belaunzarán, el vicario General de la Arquidiócesis, monseñor Joaquín Vázquez Ávila y el vicario Episcopal del Clero, Melchor Rey Trejo Alvarado.

Sobre el ataúd se le colocaron los ornamentos que utilizó el 7 de octubre del año pasado cuando celebró sus bodas de oro como sacerdote.

Se informó que el vicario Guzmán Guzmán, quien tenía problemas al hablar no tenía familiares en Mérida, ya que nació en Monterrey, pero a la edad de 18 años llegó a esta capital donde se formó en el Seminario Mayor. Se desempeñó como vicario en diversas parroquias del interior del Estado y Mérida, estaba a cargo de la capilla de San Martín de Porres.

Entrega total

En su homilía, el arzobispo dijo que el padre Jaimito fue una persona que se entregó totalmente al ministerio sacerdotal y estaba siempre dispuesto ayudar a los enfermos.

"En la conversión del Espíritu Santo, la vida del padre se convierte en una ofrenda agradable de Dios, nuestro padre", expresó monseñor Berlie Belaunzarán.

Al concluir la misa en la que estuvieron presentes religiosas, el presbiterio y feligreses, el cuerpo fue trasladado al Cementerio General, para darle cristiana sepultura.

Sobre el fallecimiento del R.P Canché Novelo, misionero del Espíritu Santo, se dio a conocer que se encontraba hospitalizado en la Clínica Mérida, donde falleció ayer por la mañana.

Su cuerpo fue velado en el Centro Funerario La Piedad en Dzityá e incinerado hoy, luego del mediodía tras misa que ofició el R.P. Enrique Sánchez Hernández. Sus cenizas serán depositadas en las criptas de la iglesia Jesucristo Sumo y Eterno Sacerdote en el fraccionamiento de Francisco de Montejo.

El presbítero Canché Novelo nació en Tizimín, en 1972 ingresó a la Congregación de los Misioneros del Espíritu Santo, donde realizó estudios de Psicología y Teología. Fue ordenado sacerdote en 1980. Su labor como misionero la desempeño en otras partes del país, aunque se enfocó en el Distrito Federal.

Cambios en la Arquidiócesis

El vicario General de la Arquidiócesis, monseñor Joaquín Vázquez Ávila, anunció que tras el fallecimiento del padre Guzmán, el padre Heriberto Vargas Góngora ocupará su lugar en las labores pastorales. También dio a conocer una serie de movimientos de sacerdotes que irán a servir en otras parroquias.

Los cambios fueron anunciados, luego de concluir la misa de cuerpo presente del padre Guzmán. Monseñor Vázquez Ávila informó a los feligreses que en la parroquia del Sagrario Metropolitano (antigua capilla en honor a Santa Ana) estará el padre José de Jesús Zetina Bojórquez. La entrega de la rectoría será el próximo jueves 19 a las 7 de la noche.

El vicario de Nuestra Señora de Guadalupe, Heriberto Vargas, estará a cargo de la iglesia de San Martín de Porres, donde desempeñaba labores el padre Jaimito. Él estaba como rector del Sagrario Metropolitano.

El 3 de octubre, el padre Bartolomé Tuz Mut, quien estaba en la parroquia de Tekit, recibirá oficialmente la rectoría de la Iglesia María Madre de Dios de la colonia Lázaro Cárdenas de Mérida. Sustituye al párroco Avelino Carvajal López, a quien en unos días se dará a conocer donde será asignado.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios